27 diciembre 2008

RESUMEN AÑO 2008

LLEGÓ EL MOMENTO DE HACER BALANCE DEL AÑO...

Para mí, este 2008 que estamos a punto de despedir, empezó con un “pequeño” cáncer que por suerte encontraron sin que fuera buscado y del que ya ni me acuerdo.
Y con una operación de hernia umbilical que me complicó las cosas durante un par de meses más. A pesar de ser una operación más o menos sencilla y de rápida recuperación, debido a mi estupenda capa de grasa abdominal que me ayuda a pasar los inviernos de manera cálida y confortable, se complicó la recuperación muchísimo más de lo necesario.


Por desgracia, mi estado físico era tan penoso después de salir de la revisión de los 37 años que necesité un par de meses más para poder realizar una rutilla decente por esos montes de dios con mi quad.

Así, mi temporada “quadtrera” empezó bien entrado el mes de Mayo, coincidiendo con una primavera especialmente lluviosa y agradecida con la reseca y sedienta tierra. Barro y agua hacían de cada salida algo especial, sucio y divertido. Disfruté literalmente, como un “cochino en un charco” en unos campos verdes como no se recordaban desde hacía años en España.

Poco a poco, las agujetas iban desapareciendo y volvía a estar en buena forma.

¡NUEVO QUAD EN LA FAMILIA!! ...Y OTRO QUE SE VA.

Y para celebrarlo, compré un Suzuki LTZ400 de 2005, con apenas 900-1000Km y todos los extras posibles, de un buen cliente y amigo, que además solo había sido usado para ir a buscar el pan en una urbanización y un par de salidas por el monte que acabaron con el compañero en el hospital y su quad en el chatarrero. Sin gente con quien salir y ocupándole sitio en el garaje, se lo sacó de encima por un buen precio al ser para mí… y lo aproveché.

Lo cierto es que me sentí como un cabrón que le ponía los cuernos a su mujer de toda la vida, al pequeño y divertido Derbi DXR250. Pero es que la nueva chica era más rubia, más alta y con las tetas muuuuucho más grandes…

Y así me junté con ¡5! Quads, todos pagados, legalmente al día, pero cinco al fin y al cabo. Con toda la pena de mi corazón, vendí el Wildlander Dune 200 a Javi para poder hacerle sitio al nuevo 400 cc.

Al Derbi, seguro que le hubiese sacado mucho más dinero que al espectacular y económico Dune200, pero me juré a mi mismo conservarlo todo el tiempo que pudiera, pues la verdad es que me ha dado tantísimas satisfacciones que le tengo un cariño especial, como el que le profeso aún y ahora a mi ya desaparecido SEAT 127 “polvazo series” o a mi ciclomotor de enduro Derbi FD de 50cc con manta para el monte…

CULO VEO... ¡OTRO LTZ400 EN LA PEÑA!

El primer LTZ lo trajo "Emi", recien comprado, limpio, con olor a neumáticos nuevos... Nos enamoró casi de inmediato.
Despues, tube la suerte de encontrar el mio por menos de la mitad de uno nuevo... unos 3000€ más gestorias.

Y más tarde, Jordi se lió la manta a la cabeza y se tiró al ruedo, comprando un LTZ más nuevo que el mio y 1000 euros menos aún...

A mi “compiJordi, no le temblaron demasiado las manos al vender su Derbi (extremadamente bien de precio) y comprar un chollazo de LTZ400, de un chaval que se dedicaba a correr las 24 horas de Montmeló y necesitaba pasta urgente (y le sobraba un quad) para preparar su nueva y espectacular Kawasaki Ninja 750.

Otro de la peña con un 400. Así unificamos recambios...

RUTÓN DEL AÑO. QUADZINGER Z 2008

Año de bastantes salidas domingueras y con una sola ruta larga en mente, la QUADZINGER Z 2008, que nos llevaría a 10 buenos amigos desde Sant Andreu de la Barca hasta la estatua gigante, casi a tamaño natural, de Mazinger Z, situada en una urbanización de Valls (Tarragona).
Toda una experiencia.
Sobre todo para “Morte-volador”… jejeje.

ACCIDENTE DE JAVIER .

Una semana más tarde, la mala noticia de un desafortunado ostiazo de Javier, de Segur de Calafell.
Javier se envenenó del mundillo del quad con el Dune 200 y tres meses después acabó comprando un nuevísimo SUZUKI LTZ400 a un pobre niñato gira-rotondas que había preñado a su novia de 16 años en su Mercedes clase A “tuneao y debía trabajar todos los días de la semana para pagar la hipoteca y los biberones.
Los problemas de unos, son la oportunidad de otros. Y lo mejor, todos contentos.

En una trialera, llegando casi arriba, el quad le volcó hacia atrás, golpeando en su caída la cadera de Javi y rompiéndole la cabeza del fémur… Tuvo que ser evacuado en helicóptero por la dificultad del terreno. en plan película de Schwarzenegger. Operado de urgencia, a día de hoy lleva una lenta pero segura recuperación.
¡Un saludo y un fuerte abrazo desde aquí!! ¡En breve, de nuevo en ruta!!

ÚLTIMA SALIDA DEL AÑO. ¡A LA NIEVE!!!

Para terminar el año, una buena salida a la nieve, a pisar el blanco y frio manto, experiencia que siempre resulta especial y diferente. Será difícil volver a pilotar mi quad antes del cambio de año, pero esta última ruta fue de las que dejan buen sabor de boca. Con 7 grados bajo cero a las 8:30 de la mañana, los cables del único buggie que se atrevió a apuntarse estaban totalmente ¡congelados!! Con lo que tuvo que desistir.
Al final, solo Juanma, “Emi y yo…
Una salida durísima físicamente hablando, con muchísimo frío, muy exigente, a gran altura y por pistas muy rotas, casi intransitables, además de un buen montón de kilómetros.

El buenazo del “Emi”, llegó al final tan agotado que, como en una buena película de guerra, no paraba de decir:
-“Dejarme aquí… seguir vosotros… No os preocupéis por mi…”
A la pregunta:
-“Pero ¿sabes dónde estás, para volver tú solo?”
respondía:
-“No, todos los arboles son iguales… pero no os preocupéis por mí… de verdad…”
Genio y figura.

Por supuesto, no lo dejamos, pero volvimos más despacio y descansando de vez en cuando (yo me hacia el duro, pero tenía el trozo más blandito y bajo de la espalda hecho carne picada)

CAMBIANDO DE TEMA... Y PARA ACABAR: CRISIS.

¡Como no! Pocas matriculaciones de Quads, tiendas que cierran, revistas especializadas que cierran, importadores en la ruina…
El año acaba con la negra y alargada sombra de la crisis mundial.
Hasta ahora, para mí no dejaba de ser tan solo otro alarmista titular de los que sueltan a diario en los medios de comunicación. Pero cuando empezaron a despedir a gente de mi empresa (no lo habían hecho nunca en 17 años) y nos obligaron a los que quedamos a cubrir las labores de los desaparecidos, empecé a verle las orejas al lobo. Mucho más trabajo, con la promesa de no subir el sueldo en un par de añitos por la recesión y con el miedo constante a ser el próximo “melón maduro” en caer del "árbol"…

Sé que en el sector de la construcción, que es donde actualmente me gano la vida, costará horrores salir adelante, y se me plantea un 2009 lleno de incertidumbre y miedos. Quizá sea el próximo en tener que vender sus Quads para poder salir adelante… Esperemos que no, porque moriría un trocito de mi mundo, un trocito de mi ser.

En resumen, un año de miedo. Empezó con el miedo al cáncer y acaba con el miedo a acabar debajo de un puente.

ALA, YA ESTÁ:

Solo me queda agradecer a todos los que leéis este blog con dos añitos de rodadura, poco actualizado (lo siento, prometo meterme más caña el año que viene) y a mis compis de ruta con los que tanto he disfrutado (Jordi, Salva, Emilio, Morte, Dani, “Farrukito”, Javi, Juanma, Joan, Quintana, Manolo, Rafa, “Irra”, Mayorini, José Luis, “Toño”, Toni, “Pozy”, a mi hermano Xavi, mi “cuñaoRaül, a “Mogui”, Juanfran, a mis niños Ainoa y Alex, a los niños de mis colegas, etc…) y desearos a todos:

¡Feliz y próspero año nuevo 2009!!!



Ala, ahora a ver el Dakar por la tele, como cada año… siempre la dama de honor, nunca la novia…

08 octubre 2008

QUADZINGER Z 2008 - DE ABRERA A VALLS EN QUAD

RUTA MAZINGER Z POR PISTAS Y CAMINOS – Octubre 2008

Que recuerdos me trae la visión del robot más “chulo” de mi niñez. MAZINGER Z
(Nota de R.: -“Z” es otra forma de decir 2 en japones, osea que hubo un “MAZINGER 1” que no vimos en España)

Con Heidi lloraba y con Marco, sufria.
Con Mazinger Z... me liaba a guantazos con mi hermano o mis amigos...

Ahora está de moda ser friki o geek, pero os aseguro que de niño, no había nada más increïble que hacerle un “puños fuera” a los compañeros de clase y dejarlos sangrando. Primero nos dabamos de óstias y luego compartíamos bocatas de tulipán con chorizo o jamón, como buenos amigos.

Por supuesto, no teníamos ni puta idea de que era eso de ser friki... Y eso que mi padre me fabricó un casco de Mazinger Z con cartulinas y una grapadora con el que jugué mil veces y guardé con más cariño que el camión Pegaso de Rico (comedor insaciable de pilas gordas) o el tren eléctrico payá (regalos caros de los “Reyes Magos”) hasta que se destrozó despues de mil remiendos. Lo más friki del mundo y sin saberlo.


Recuerdos de examenes de matemáticas.
De batas de rayas blancas y azules.
De olor a lapiz recien afilado y a plastelina.
De almuerzos de pán de verdad.
De frio en invierno y calor en verano.
De rodillas peladas en pantalón corto.
De papeles ciclostilados a manivela (y no fotocopiados).
Del primer amor inocente.
De peleas entre superheroes de 7 años que se acababan en el despacho del director con alguna nariz sangrante o una brecha en la cabeza.
De parques de juegos infantiles de hierro puro.
Del profesor “hijoputa” que arreaba pescozones, tirones pelo o de oreja o te destrozaba la punta de los tiernos deditos con la regla de madera de 1 metro de larga.
De castigos de rodillas y brazos en cruz por tocarle el culo a la tiabuena de clase...
Y de Mazinger Z los sábados a las 2 de la tarde por la Primera Cadena de la RTVE...

Son esos buenos recuerdos y la noticia de que existía una estatua de MAZINGER Z de gran tamaño (9-10 metros) muy cerquita de Valls (Tarragona) lo que nos ha animado a realizar esta salida, con increïble foto final para enseñar a los nietos y rememorar años pasados, donde la inocencia y la imaginación era lo que llenaba nuestros dias de niñez...

Lástima que no exista tambien una estatua de “Afrodita A”. O un Barón Ashler (mitad mujer, mitad tio) y un Conde Broken, con la cabeza cortada debajo del brazo... Y una foto con Koji Kabuto y Sayaka Yumi, pilotos de los robots buenos (a los que uno se imaginaba frotandose calenturientamente...)

Siempre es genial compartir camino y ruta con amigos, pero tener una excusa para hacerlo, lo convierte en algo especial. Ya ocurrió con la QUADORRA 2007, con destino final en Andorra. Ahora la excusa era un cachito de nuestra infancia.
Llevamos más de un año pensando en realizarla, pero el tener que bajar los quads desde el Berguedá hasta el Baix Llobregat, nos ha tirado para atrás en varias ocasiones. Bajar los cacharros no es el problema...
El auténtico problema es tener ganas y tiempo de hacerlo.


Intentamos un primer ataque de la ruta hace dos o tres de semanas, aprovechando la festividad en Cataluña del 11 de Septiembre (la Diada), pero ni el cable de gas de mi Suzuki ni la correa de transmisión del Polaris Sportman 800 de Salva permitieron que acabáramos la aventura.
Jordi y Javi, se quedaron con ganas de llegar al final. Pero menos cabreados que nosotros...
Se cruzaba de nuevo la adversidad.

Por fin, decidimos una fecha para realizarla. Primer domingo de Octubre de 2008.
A la aventura, solo con el punto en el gps. Y se apuntan de nuevo toda la colla de amigos de otras salidas. Jose Luis y su hermano Toño (desde Vilafranca del Penedes), mi hermano Xavi (de Sant Feliu de Llobregat), Morte y su hijo Dani (de Esparraguera), yo mismo (Jaimoto), Farrukito y Jordi (de Sant Andreu de la Barca), Javi (de Segur de Calafell), Salva (de Vilanova d’Espoia) y un par más que no lo tenian claro y que al final no vinieron en el último momento.

LA PELÍCULA DE LA SALIDA

Dado que la ruta transcurría muy cerca de la casa de Salva “el oso”, que Jose Luis y Toño venian conduciendo los quads y que Javier salía con el remolque desde Segur de Calafell, decidimos que nos encontraríamos en ruta. Por tanto, el primer grupo salía desde la gasolinera de Abrera y nos encontraríamos con el segundo grupo en la Pobla de Claramunt, 46 kilómetros de pista y polvo más adelante.


Con las estrellas como techo, descargamos los quads de los remolques, repostamos, tomamos el “cafelito” y nos pusimos en marcha con las primeras luces.
Bastante frio y polvo... muchísimo polvo. Hechamos de menos las llúvias de hace unos dias, por que ir el último de 6 quads era sinónimo de no ver ni un metro del camino, a pesar de llevar un ritmo muy tranquilo, bastante por debajo de la legalidad...

Mi GPS se empeño en no funcionar bien y tomó el mando de la ruta Javi “Morte”, ya que conoce bastante la zona. A duras penas llegamos a las 10 de la mañana a La Pobla de Claramunt, despues de perderme en varias ocasiones por el maldito Gps.
Comenzamos mal el día y la cosa se empezaba a alargar.

El segundo grupo, llebaba más de una hora esperando. Almorzamos algo rapidito para recuperar fuerzas, reapretamos los frenos traseros de Javi “Morte”, que no andaban finos y continuamos ruta.
Intenté antes de salir, hacer funcionar correctamente mi GPS, pero no tube éxito. Le costaba horrores resituarse y funcionaba tan lento que una y otra vez me pasaba los desvios correctos, con lo que había que dar media vuelta y volver atrás. Un suplicio.
Me llegué a poner tan nervioso que me desorienté, con 9 tios descojonandose de risa y quejandose con cachondeito incluido... cabrones...

Totalmente perdido.

La solución, cambié mi GPS por el de Morte y traté de resituarme. Bajamos hasta la carretera de la Llacuna, guiados por Salva y desde allí logré al fin orientarme. Me costó unos minutos, pero al fin todo volvía a la normalidad y pudimos reemprender la ruta correcta.
La aventura es la aventura... y tubimos mucha.

Al fin, empezaban a cundir los kilómetros. Buen ritmo, pero demasiado polvo para 10 quads.

Y ENTONCES, EL SUSTO...

Javi “morte”, nos dió un susto de muerte, al salir recto en una curva, volar unos 6 metros y caer de morros patas arriba en un sembrado, unos 3 metros más abajo del camino, llevandose una rama de pino por delante...

No calculó bien la curva, porque no se veia apenas nada con tanto polvo y le fallaron los frenos traseros de nuevo, en el peor momento.
Yo lo pude ver casi frontalmente y se me heló la sangre. Es una sensación difícil de explicar. Un vuelco al corazón y la adrenalina que te sale por los poros.
En segundos estabamos en medio del sembrado atendiendole y, por suerte, solo se quejaba de un fuerte golpe en la rodilla y pequeñas contusiones sin importancia. Estaba entero, pero algo mareado.

Los demás, tardaron apenas unos segundos en poner las ruedas del Suzuki ATV de nuevo en el suelo y comprobar los daños. Mínimos para el tremendo vuelo y posterior “fostión” patas arriba.

Al no haber grabación del ostión, y ante la negativa de “Morte” de repetirlo para poder grabarlo decentemente (cobarde...) no he tenido más remedio que montar el accidente virtualmente con muñequitos de Lego... para que os hagais una idea...

Pasado el susto inicial, sobre todo de Dani, su hijo, comprobamos si podríamos continuar ruta. Con un Morte bastante dolorido, con el manillar del Suzuki más “pallá” que “pacá” y sin freno trasero ni retrovisor, continuamos la marcha, perdidos en medio de ningún sitio.

Los kilómetros pasaban más lentos de lo previsto, pero al fin llegamos a ver desde las alturas, el inmenso valle en donde está situada la población de Valls (Valls quiere decir valles en catalán) y la urbanización Mas del Plata, en donde estaba situada nuestra meta, el MAZINGER Z gigante.

Al empezar a bajar, Jose Luis recordó esa pista, ya que tiene una casa cerca y ya había pasado por ella con su hermano. Su risa nerviosa me acongojó un poco. La otra vez que pasaron, prometieron no volver a bajar nunca más por allí.
Y es que la bajada es como para olvidarla. Pero nos lo dijeron despues del punto de no retorno...

Empieza la bajada, muy pedregosa pero con unas vistas magníficas. Poco a poco, las piedrecitas sueltas se convierten en rocas gordas. Y llega un momento que, o te hechan una mano, o la única manera de continuar es bajarte del quad, dejarlo sin frenos cuesta abajo y recoger los restos al final...

Desniveles de más de 1 metro, colgadas de rueda acojonantes, barrancos sin fondo, piedras sueltas del tamaño de las ruedas del quad o más grandes.
Lo pasamos mal...
Que cojones... ¡lo pasamos de puta madre!!
Son esos momentos los que luego se recuerdan.

Lo peor de todo, al llegar abajo. Se entra en lo que parece un restaurante de esos de bodas, bautizos y comuniones. Y los cabrones lo tienen todo cortado con zanjas, vallas, muros, peñascos y cadenas. Además, estaba cerrado por descanso y no había ni dios a la vista.
Imposible salir de aquel trozo de montaña, al menos a simple vista. Perdimos una hora y media intentando encontrar la salida de aquella puta finca, probando caminos (algunos marcados como GR o gran ruta), todos cortados.
¡Quien pone puertas al campo!!

Al final conseguimos salir, trialeando un poco y sin más remedio que andar, con todo el dolor de mi corazón, unos 5-6 metros campo a traves. Algo que tengo prohibido por principios (era eso o llamar al 112 para que nos rescataran) enlazamos un camino de cabras que nos permitió salir de aquella trampa.
15 kms. más tarde, despues de una vuelta brutal y estúpida, llegamos a la entrada de la misma puta finca, pero por la parte buena de la puerta...

Es lo malo de montar rutas con mapas topográficos. Que no todos los caminos son usables. Y no lo sabes hasta que te encuentras en el “embolao”.
Pero, nuevamente, la aventura es la aventura...

Más cansados de lo imaginable, sucios, sudados y sin demasiado combustible, decidimos seguir ruta por carretera, dado que apenas quedaban 4 kilómetros para llegar.

Ya no teníamos ganas de investigar ni de sufrir más con cadenas y caminos cortados. A lo lejos, divisamos una gasolinera y pusimos rumbo a ella.

Despues de beber algo fresco y repostar, decidimos primero ir a comer, pues eran las 3,40 h. de la tarde y en cualquier sítio no dejan entrar a 10 tios llenitos de polvo y barro a su comedor. Y al fin la suerte estubo de nuestro lado.
A 2 kilómetros de la gasolinera, en la misma urbanización Mas del Plata, hay un restaurante en donde Salva, en su época de camionero, paraba a comer. Y donde para a comer un camionero, es que se come bien y barato. Y además, nos dejaron entrar.
¡Bingo a la primera!!

Por algo más de 8 euros, comimos como reyes y recuperamos fuerzas.
Todos menos Javi “morte”, que se enfrió y pudo comprobar que los dolores eran más extendidos de lo que parecía en un principio. Tanto, que llegó a decir que no llegaría a ver al MAZINGER Z, que se iva para casa... sin saber que estaba apenas a 800 metros de la meta.

Despues de comer y pagar, montamos en los quads para hacer el último tramo. Para mí, resultó algo casi mágico. Un momento para saborearlo. Llevaba tanto tiempo queriendo verlo en directo, que la cercanía me hacía sentir mariposas en el estómago...
O sería el café...

Verlo aparecer imponente, gigantesco, en medio de un pequeño pinar, me hizo levantar los brazos en señal de victória. Por fin habíamos llegado. Y al mirar por el retorvisor, todos los que venian detrás, realizaban el mismo gesto triunfal. Momento mágico que hacía olvidar la dureza de la ruta a todos...
Otro sueño Geek conseguido.

Al parecer, colocar allí al gigantesco robot, fue la idea pionera de un promotor urbanístico visionario, que pensó en montar “algo” parecido a un parque de atracciones en su urbanización, con las figuras de los personajes más famosos de la época, del que solo queda la estatua de MAZINGER Z y al parecer un castillo en donde se rodó El Cid Campeador (eso he leido por ahí).

La figura está prácticamente perfecta y ha sido repintada no hace mucho por su parte baja, ya que estaba llena de grafitis de cuatro guarros gilipollas, aunque sufre un pequeño desperfecto por la parte trasesa de la pierna derecha. Sin duda algún cafre con su coche decidió intentar tumbar al robot japonés y perdió, igual que el Doctor Infierno en cada capítulo.

Fotos de rigor y el video, para demostrar a todo el mundo que estubimos allí, y comienzan las despedidas. Abrazos y palmadas de todo corazón.

Jose Luis y Toño, toman la carretera para llegar a su casa que queda bastante cerca.
Morte, muy dolorido, decide volver por carretera con su hijo Dani, acompañado por Farrukito y Jordi.
Los más zumbados, Salva, Javier, mi hermano Xavi y yo mismo, decidimos volver por montaña, como estaba planeado.

Nos dejamos guiar por Salva, que conocía bastante bien la zona. Y la verdad es que descubrimos pistas cojonudas, rápidas y anchas, aunque llenas de polvo y con cada “piedro” que te hacía saltar los empastes.

Paramos a descansar en uno de los robles más impresionantes de Cataluña, considerado de especial protección, y que dispone hasta de charco própio en su copa, con más de 7 metros de diámetro de tronco y de 40 metros de sombra. Estaba claro que era el día de los gigantes.

Nos despedimos de Salva y de Javier en Carme, siendo practicamente de noche y con un frio que empezaba a ser serio. Salva vive muy cerca y Javier tenía el remolque en La Pobla de Claramunt.

A mi hermano Xavi y a mí aún nos quedaban más de 45 kilómetros de vuelta, por carretera esta vez, hasta el remolque y la furgoneta. Teniendo en cuenta que ni Salva ni Javier habían salido desde Abrera, mi hermano y yo nos llevamos la palma en kilómetros por montaña en esta salida. Cerca de 230 Km. en total.
Tanto el Suzuki LTZ 400 como el Derbi DXR 250 se portaron como jabatos y aguantaron con un consumo muy bajo.
Otra cosa son nuestras piernas y brazos... ¡Planeadoooooor abajoooooo!!!

P.D.: Javi "Morte" está perfectamente. No solo no cojió la baja laboral, sino que dió sus clases de salsa. El quad ya es otra história...

20 septiembre 2008

MEGA POST ¿COMO COMPRAR UN QUAD Y NO SALIR ESCALDADO?

GUIA PARA COMPRAR UN QUAD O UN ATV SIN QUE TE ENGAÑEN

Mucha gente se ha hecho esta pregunta. Incluso yo mismo en la reciente compra de mi SUZUKI LTZ400, o en la compra del SUZUKI de Jordi, o en la del DERBI DXR de Rafa, o en la del SUZUKI de Javi... en las que he estado presente para certificar el buen o mal estado de los quads de segunda mano que se han mirado y que finalmente se han comprado, fiandose de mi buen criterio (pobres bestias)

Lo más normal es que no tengamos el dinero necesario para hacer esa compra a “tocateja”, o, si lo tenemos, nos haya costado esfuerzos, sacrificios y penas poder reunirlo. Motivo de más para preocuparse un poco de comprar algo decente y que nos llene de satisfacciones y no de problemas.

Nuestro viejo quad se nos ha quedado pequeño o viejo, o lo estampamos en un barranco, o la avería de motor es tán grave que cuesta más repararlo que comprar uno identico pero funcionando... o sencillamente queremos meternos en el mundillo por primera vez. La idea es que buscamos un nuevo amigo de manillar y cuatro ruedas.

Pongamonos en lo ideal. Tenemos el dinero. Tenemos claro el tipo de vehículo que queremos. Sabemos que le vamos a sacar todo el partido posible... joder macho, eres un tio con suerte. Quien pudiera. Con la “desaceleración” que hay.
Pero lo lógico es que falle algo. Vamos por partes.

PRIMERA INCOGNITA. ¿NUEVO O DE SEGUNDA MANO?

El dinero, si no se tiene, se va al banco a ver si te lo dán. Pero no es lo mismo pedir 2.000 € que 20.000 €.
Y entonces surge la primera duda. ¿Nuevo o de segunda mano?
Si tienes la pasta, como un estreno no hay nada, no nos engañemos.

¡Un quad virgen.... Ahhhhhhhrrrrggggrgggghhhh!!!!

Pero, actualmente el mercado del quad y del ATV en España sufre una sobresaturación de modelos de segunda mano que no se usan y que permite comprar vehículos en muy buen estado por un precio interesante.

Existen varios tipos de vendedores que venden varios tipos de quads:

  • Quad de moda: Los compraron en su día los chavales para poder ir con los colegas como una nueva moda y quedaron en el garage de papa despues de un vuelco o de usarlo tan solo para ir a por el pan o al bar a derrapar y hacer ruido con la novia. Los principales causantes de la mala imagen de nuestros vehículos. Suelen estar bastante nuevos, sino impecables. Pero han hecho sufrir a sus motores y chasis más de lo aconsejable en asfalto. Suelen ser deportivos como el Suzuki LTZ400.
  • Quad hipotecario: Existen cientos de aficionados que por desgracia deben dejarse de “lujillos” para poder hacer frente a un despido (¡que no me llegue, que no me llegue...!!!) y/o a la brutal subida de hipoteca. Su desgracia puede ser una buena oportunidad para nosotros... ¡Y para ellos! Falta ver el estado de conservación y encontraremos de todo.
  • Quad perseguido: Agunos compañeros han acabado hasta las narices de que las autoridades ¿competentes? los sancionen cada fin de semana en una persecución ilógica y despiadada por la injusta y prohibicionista LEY DE MONTES, de extrema aplicación en Madrid y Valencia. Deciden vender por no poder usarlos libremente. Es triste... Suelen estar bastante nuevos y con poco uso. De nuevo, mejor revisar.
  • Quad usado o muy usado: Compañeros que deciden que ya ha llegado el momento de cambiar de quad o ATV. Valdrán la pena o ...ni siquiera nos acercaremos, dependiendo del precio y estado de conservación. Solo comprar si son autenticamente baratos Y han sido muy bien tratados, pues el desgate lo llevan encima.
  • Quads de taller: Algunos talleres aceptaron quads de segunda mano como pago inicial de uno nuevo. Actualmente, con la puta crisis (perdón, “desaceleración”) no venden nada de nada, y muchos empiezan a estar desesperados por sacarse ese lastre de segunda mano de encima.
    Una buena oferta permitirá llevarte un quad con garantía del taller (¡siempre por escrito!) o al menos, bien revisado y puesto a punto.
    Buena opción, aunque de las más caras a la larga, pues un taller se bajará los pantalones en la venta para luego bajartelos a tí en reparaciones o precio de los repuestos y recuperar su inversión... Viven de ello.

De todo ese material usado, a la que se busca un poco, puede salir autentico oro puro (¿verdad Javi?). Existen quads que realmente dan pena (o asco), pero hay otros, que tan solo tienen algún desperfecto leve y apenas 1.000 o 2.000 kilómetros, a pesar de tener 2 o 3 añitos. El mercado es cruel, y los problemas económicos de unos permiten encontrar autenticas gangas al que sabe y puede aprovechar la oportunidad.

Pero ojo. Lo que se vende de segunda mano suele tener vicios y fallos ocultos. Es muy importante revisar ciertos puntos imprescindibles para no llevarnos una sorpresa que acabe, entre compra y reparación, en un gasto semejante a haber comprado uno nuevo de buen principio.

Persuasión, saber negociar sin apretar demasiado y tener el dinero en la mano, son la garantia para conseguir una buena compra. El vendedor puede llegar a estar desesperado, pero ni es tonto ni se dejará pisar jamás. Un buen trato será ventajoso para ambas partes, ya que compras algo en condiciones y muy por debajo del precio de compra nuevo y el vendedor se sacará de encima un artículo caro que ya no usa.

SEGUNDO DILEMA. QUAD DEPORTIVO O ATV 4x4

Siempre son los gustos de cada uno los que inclinan la balanza entre un tipo u otro de quad.
En el mercado de segunda mano, solo tener en cuenta varias cosas o al menos planteartelas seriamente:

  • No te compres un ATV si tus compañeros de salida tienen deportivos... y viceversa. No es que no sean compatibles, pero si todos llevan deportivos, acabarán usando tu ATV de armario ropero y taller movil remolcador... Además, para intentar llevar su ritmo, deberás forzar la máquina más de la cuenta, con lo que las averias caerán sin remedio poco a poco. El pilotage es mucho más díficil y delicado que el de un deportivo si pretendes ir rápido, con inercias brutales y 300-400 kilos que parar y dominar, aunque tienen motores muy potentes y andan muchísimo.
    Y si tus amigos llevan ATV, acabarán hasta las narices de sacarte de pozas de barro y trialeras imposibles para tí de las que ellos saldrán sin problema alguno... O te dejarán en casa hecho una piltrafa despues de 400 kms. de montaña mientras ellos se van de juerga esa misma noche, como si nada.
    Planteatelo seriamente (jejeje)
  • Por norma, los deportivos los compran los que van a ir más a saco de lo normal o los que no llegan a más económicamente, con lo que suelen estar más castigados que los ATV. A su favor, reparalos uno mismo es relativamente facil y no muy caro, incluso sin demasiada experiencia en mecánica.
  • Por norma tambien, los que compran ATV suelen usarlos para grandes rutas tranquilas, para trabajar en el campo, como vehículo auxiliar para los cazadores o por autenticos trialeros o tragamillas que no le hacen ascos a sumergir, sin más motivo que la diversión, su máquina en alguna poza imposible...
    Además, las averias suelen ser carísimas y complejas, aunque necesitan un mantenimiento bastante menor que un deportivo. Suelen estar mejor cuidados que los deportivos. Más por una cuestión del poder adquisitivo del dueño que por sus cuidados mecánicos.

Así pues, dependiendo del vehículo, deberemos estar más atentos a unas u otras partes a revisar.

CONSEJOS PRÁCTICOS, ÚTILES Y NECESARIOS.

Cuando quedes con el con el comprador, asegúrate de poder probar el quad.
Procura que sea de día, con mucha luz, para no pasar desapercibido ningún punto.
Y sobre todo que el motor esté frio, sin arrancar. Un motor caliente es capaz de esconder averias que solo se notan en frio, como fallos serios de arranque, ruidos en frio de valvulas, quema de aceite y humo blanco hasta que el motor se calienta, etc...

El truco es llegar 30 minutos antes de lo pactado, no dejando tiempo a una acción poco noble.
Como dice el Doctor Gregori House: -“todo el mundo miente
Y despues, dejalo encendido mientras dure el encuentro. Te permitirá comprobar problemas de refrigeración, fugas de aceite por las juntas y finura del motor en caliente.


Los puntos básicos a revisar son los siguientes:

  • Limpieza: Un quad impecablemente limpio, es síntoma de buen cuidado. Además, no esconderá perdidas de aceite o líquidos por sus juntas, pues se verian a simple vista despues de un ratito funcionando. Si está muy sucio... quizas esconda algo, además del caracter un poco marrano del vendedor.
  • Las llantas: deben estar sin golpes serios, aunque alguna rayada o golpe siempre tienen.
  • Los bajos: Cuanto más nuevos y sin golpes, mejor trato ha tenido el cacharro.
  • Las ruedas: no es importante el desgaste, pero si son las de serie, probablemente tenga menos de 2000 kms... buena señal.
  • Tubo de escape: Huye si puedes de tubarros ruidosos y quads escandalosos. El dueño podria haber sido un quemado y ese es el trato que habria recibido su motor, con lo que la vida útil puede ser muy reducida, a pesar de que su aspecto visual sea bueno. Si te decides, pidele el tuvo original. Te salvará de multas y de ser señalado con el dedo... y te ahorrarás un pastón el día que tengas que pasar la ITV.
  • Frenos: Son más o menos baratos, pero comprueba que esten en el mejor estado posible y que no se vean perdidas de liquido en todo su recorrido ni tremendas rayas en los discos. Si son de tambor, comprueba que frenen y que no hagan ruido o se enganchen (posible oxido interior imposible de ver al ir cerrados)
  • Eje trasero rígido: Comprueba rodando con el quad que el eje trasero no esté doblado. Le notaras un "bailoteo" poco normal. Vigilalo exaustivamente sobretodo si el quad tiene separadores de rueda. En un salto salvage o un mal golpe, se puede haber doblado. Comprueba también, que el eje gire en el basculante sin ruidos metálicos que podrian indicar un inminente e imprescidible cambio de cojinetes (es caro de mano de obra si no te lo haces tú... y si te lo haces tú, tardarás una eternidad sin herramientas necesarias)
  • Basculante: comprueba que no tiene movimiento de izquierda a derecha y vicieversa en su unión con el chasis. Es la averia más “hijadeputa” que te puedes encontrar. Y carisima si te la tiene que hacer... por experiencia con mi Derbi.
  • Plásticos: que conserven un buen aspecto dice mucho de su dueño. Si estan muy rayados o con rayas muy profundas, o con diferencias de color en finisimas tiras (signo de una doblada extrema), marcarán una posible volcada...
  • Manillar: Si a simple vista, se aprecia doblado.... es que ha volcado. Comprueba visualmente el estado de la barra de dirección, que es la que sufre más en una volcada.
  • Observa el desgaste de chasis por roce de botas y de manetas y puños, te indicaran los kilómetros de uso.
  • Trapecios delanteros y Dirección: Es la parte más delicada y que más trabajo dá. Mira que la barra de dirección no esté torcida o tenga durezas en algún punto de su rrecorrido. Seria señal de una volcada seria y de una reparación de al menos 300 euros tirando barato.
    No debe mostrar movimiento en su unión con el chasis, pues es sintoma de desgaste y kilómetros encima. Observa el correcto movimiento de los trapecios en su unión con el chasis, tambien ha de ser suave y sin puntos duros.
    Con el quad totalmente levantado sobre sus ruedas traseras, comprueba el giro libre de las ruedas... que rueden suavemente y sin ruidos a coginete gripado. Comprueba tambien el posible juegos en las rótulas de los trapécios (sobre todo si tiene separadores) y de las de dirección moviendo la rueda con firmeza de izquierda a derecha y de arriba abajo en movimientos cortos. No debe tener juego alguno. Si tiene juego (que no es dificil) quiere decir que el dueño no solo no lo ha llevado al taller, sino que además tampoco lo ha mirado.
    Comprueba que las ruedas delanteras estén visualmente paralelas entre ellas, mirandolas desde arriba, y con una ligerísima caida negativa. Si no es así, un golpe puede haber estropeado los tirantes de dirección o las rótulas siendo necesaria una alineación. Se nota al circular, por la tendencia a girar más hacia un lado que hacia el otro, así como en el desgaste irregular entre el interior y el exterior del neumático.
  • Suspensiones: Apretando hacia abajo con todo el peso del cuerpo, deben ofrecer resistencia hidráulica al bajar (no solo de muelle) y tambien una cierta retención al subir, con un característico silvidito.
    Observar tambien que no existan fugas de aceite o golpes serios (pedradas) Deben poder desplazarse de arriba a abajo sin problemas y sin puntos duros.
  • Motor: Arrancaló tú. Que no te lo muestren ya caliente. ¡Importantísimo!!
    Un motor caliente hace menos ruido y hecha menos humo que uno frio. Además, así compruebas el estado de batería y motor de arranque. Si suena como una máquina de escribir de los 80... malo. Motor para revisión seria.
    Jamás compres un quad que expulse humo blanco por el escape, ni siquiera en frio... averia seria a la vista.
    La rumuosidad no debe ser muy elevada en los refrigerados por agua.
    En los refirgerados por aire o aceite, es normal algo más de riudo.
    Comprobar los bajos del carter y las posibles perdidas de aceite. Ojo. No confundir con la suciedad que se acumula de la grasa de cadena.
    Revisar juntas de los carteres.
    Por último, comprobar el embrague. Debe ser de facil accionamiento desde la maneta y no debe salir ni muy al principio ni muy al final. Por supuesto, no debe patinar. Esto último lo puedes comprobar metiendo en parado hasta la quinta velocidad (en los de marchas, claro) y probar a salir gas a fondo pisando al máximo los frenos. Si se cala el motor, es que los discos están bien. Si nó, notarás como patina.
  • La cadena debe presentar buen aspecto a la vista. Si esta limpia, mejor. Comprobar el estado de la corona. Si los dientes de la corona estan muy afilados o ligeramente girados hacia adelante, es que han sido muy poco cuidadosos con los engrases de cadena o que tiene más kilómetros de los que aparenta.
    La cadena debe poder moverse suave entre eslavones. Una sola dureza (señal de óxido entre los eslabones) acabará con la corona y el piñon en un momento.
    Si la tienes que cambiar, hazlo con todo el conjunto cadena, corona y piñon. Una corona en mal estado destroza una cadena nueva en 2000 km...
  • Filtro del aire: en la caja de filtro se puede leer el trato recibido. Si quedan restos de agua y barro... es que han badeado algun “charco” mas profundo de lo normal. Si hay muchísimo polvo, es que el dueño ha sido muy poco cuidadoso con el mantenimiento necesario.
    Si está perfectamente limpio, dice muchísimo del cuidado del dueño. A veces por fuera tiene mal aspecto, pero por dentro esta perfecto. Mejor este quad que otro muy bonito por fuera, pero con el motor reventado de ir a fondo y sin los cuidados mínimos.
  • Chasis: mirar escrupulosamente que no tenga soldaduras o cambios de color en la pintura. Y sobre todo, que no haya pintura descascarillada o resquebrajada, señal de un buen guantazo y sufrimiento extremo del chasis... Lo que viene antes de la rotura total.
    En el caso del SUZUKI LTZ400, 800 euros más mano de obra, si es un quad del importador oficial... irreparable si es de importación paralela. (En la documentación debe poner el sello de la generalitat de cataluña, ya que el importador oficial esta en Cataluña y solo sirve recambio a los quads importados por él. Es difícil encontrar recambio para los quads de importación paralela. Y un chasis nuevo para sustituir uno accidentado, con su número de chasis legal... es imposible de conseguir en España. Por tanto, si el Suzuki es "nacional", menos problemas... )
  • Parecerá una estupidez, pero ¡COMPROBAR EL NÚMERO DE CHASIS CON EL QUE MARCA LA DOCUMENTACIÓN!!!
    Que no te la cuelen.
  • No caer en la trampa de que el quad tiene muchos extras o el seguro en regla y por eso lo vende al precio que lo vende... que se quede los extras y el seguro (que a ti no te valdrá)... te interesa el quad. Si te los dá, mejor, pero que no sea su excusa. Los extras valen una pasta, pero poco a poco se pueden comprar sin encarecer la compra inicial del quad.
    El seguro, sacaló a tu nombre en cuanto lo tengas. Si no, no te cubrirá. (¡OJO!!)
  • Si es un ATV, comprobar transmisiones, guardapolvos de las transmisiones (sellados, enteros y sin muestras de perdida de grasa interior), estado de las correas de transmision (difícil sin desmontar), facilidad para engranar el 4x4 y las reductoras y la marcha atrás. Estado de las suspensiones (más importante aún que en un deportivo, porque, al fin y al cabo, el deportivo está perparado para saltar... y un ATV de 400 kilos... no tanto). Los mismos puntos que en el deportivo para el motor, plásticos, basculante o trapecios, etc...

Parece mucho trabajo, pero bien organizado se realiza en apenas 10 minutos. Qué menos que gastar 10 minutos en una revisión exaustiva. Mejor que enamorarse del bicho sin mirarlo y despues lamentarlo en el taller.
Un truquillo. Llevar una lista con los puntos a revisar si teneis miedo a olvidar alguno.

Teoricamente, el vendedor está obligado a darte una garantia mínima por ley. Aunque en el día a día, eso no lo cumplen ni en los talleres oficiales... si no es por el juzgado.

Peeeeero... puedes exigirle alguna reparación necesária antes de entregartelo o que te descuente el coste de la reparación del précio final. Es una buena forma de regatear que nadie te va a discutir. Y si se pone muy duro en que ese es el precio final, tiempo perdido.
Por suerte, hay mucha oferta en el mercado. A buscar otro. Él se lo pierde. El que compra siempre es el que hace la fuerza. Siempre. Si el vendedor no cede, es que no quiere vender. Ahí está la sutileza del tira y afloja.

OTROS GASTOS EXTRAS

Te ha convencido y lo has comprado. ¡Bien!! Ya tenemos quad. Pero no se acaban los gastos. Solo acaban de empezar.

Ten en cuenta que, además de las posibles reparaciones, deberás cambiar para curarte en salud y de manera imprescindible, cables de gás y embrague, correa de transmisión si es automático, filtros de aceite, de aire, aceite del motor, cambio del líquido refrigerante y revisar a conciencia frenos, rodamientos de ruedas y rótulas de dirección, conjunto cadena-corona-piñón o fuelles de transmisión y valvulina de las transmisiones si es un ATV. Y neumáticos, si hiciera falta.

Y guarda 180-200 euros para el cambio de nombre (algo más si hay que pasar la Inspecció Técnica de Vehículos o ITV, aunque debería ser el dueño quien lo hiciera antes de vender, obligado por ley en España. Se lo puedes exigir) Sumar por último entre 120€ y 350€ del seguro obligatório, según coberturas.

Osea, que una vez comprado y pagado a su antigüo dueño, 500-600 euros no te los quita ni dios. Añadele el gasto, si no tienes, del casco, guantes, botas, traje, etc...

PROCESO LEGAL COMPRA-VENTA O TRANSMISIÓN DE VEHÍCULOS EN ESPAÑA

Importantísimo el tema legal. Casi más que el estado del vehículo por la cantidad de problemas que podemos llegar a sufrir si no se hacen las cosas bien. Toda la documentación del bicho debe estar en regla y al corriente de pago. Es primordial para poder realizar una venta.

Como comprador, debes tener preparado un contrato de compra-venta privado, redactado por tí mismo o comprado en un estanco, impreso en papel del estado para dar oficialidad al asunto.
En él deben constar todos los datos del comprador y del vendedor, el precio final de compra y si está pagado (necesario un recibo firmado por el vendedor conforme tiene el dinero en su poder), y una anotación que indique que la responsabilidad del vehículo que pasa a ser del comprador A PARTIR DE LA FECHA DE COMPRA y que todas las costas anteriores son a cargo del vendedor y antigüo propietario (como sanciones, impuestos de circulación, partes de accidente, impagos, etc...) y que por tanto el vehículo queda absolutamente libre de costas para el nuevo comprador.
Debe además estar firmado por comprador, vendedor y al menos dos testigos presenciales que tambien deben poner sus datos y firma. Y si no te fias, un notario te sacará 70-100€ por el trámite (glups)

Es la única manera de poder reclamar ante la justicia en caso de malos entendidos o mala fé por cualquiera de las partes. És imprescindible. Para la parte legal, lo ideal es ir directamente a un gestor, con la documentación del vehículo en regla, los documentos de identificación de comprador y vendedor (DNI, pasaporte, NIF) y los impuestos de circulación e ITV al día, además de los 160-200 € que nos cobrarán por la gestión y que debe pagar el comprador si no se ha pactado lo contrario.
Exígelo a la otra parte, aunque tengas que perder una tarde de trabajo, pues te evitarás problemas posteriormente.
Además, te entregarán un documento que permite la libre circulación con tu quad por el territorio nacional... o no. Si la policía te exige la documentación y les presentas el papelito, al no ser un documento entregado por la DGT, sino por el colegio de gestores, legalmente podrian sancionarte por circular sin la documentación válida, pero tendrian que ser muy bordes... y se han dado casos. Sencillamente tendrias que reclamar la sanción a la gestoria y ellos se harían cargo del pliego de descargo y presentación de la documentación oportuna.
Pero mientras, jodete sin circular.

Y para terminar, un bonito cuento con moraleja:

Erase una vez dos amigos, Pepino Vendini, Napolitano y Eufrasiev Comprov, de Vladivostok.
Pepino Vendini tenía un reluciente quad que no usaba y del que Eufrasiev Comprov estaba enamorado.
Después de hablar y regatearse mutuamente, decidieron hacer el cambio por un precio justo para ambos.
El caso es que Pepino Vendini se fió de la buena amistad con Eufrasiev Comprov y le entregó toda la documentación necesária para hacer el cambio de nombre de su quad en una gestoria.
Eufrasiev Comprov no realizó el cambio de nombre por parecerle muy caro en ese momento, porque despues de pagar el vehículo a Pepino Vendini, se quedó sin ahorros.
Se fué alargando el periodo en el tiempo, esperando y esperando tener el dinero, pero siempre surgia algo nuevo. Una nueva defensa delantera, unas parrillas nuevas, cambiar los neumáticos... Y nunca llegaba el dinero para cambiarlo de nombre.

Resulta que Pepino Vendini, tenía vehículo circulando, y tenía que hacerse cargo de los impuestos, multas y responsabilidades del quad que Eufrasiev Comprov no legalizó como suyo cuando debía.

Pepino Vendini, desesperado, realmente harto, decidió poner fin de una vez a la situación, despues de avisar en multiples ocasiones a Eufrasiev Comprov de su obligación, incluso mediante notário (con lo que cobran) despues de llevar tiempo sin ni tan siquiera saludarse, por las discusiones mantenidas.

Pepino Vendini se fué a la Dirección General de Tráfico a dar de baja el vehículo, que por otra parte estaba en perfecto orden de marcha. Le exigieron la documentación, que no tenía, pero sin preguntar demasiado, dado que era el propietário legítimo.
Tuvo que hacerse cargo de todas las denuncias e impuestos pendientes, pero al fin, el quad quedó dado de baja para circular. Inmediatamente después, fue a denunciar a la policía la circulación ilegal de su ex-quad.
La policia paró meses más tarde a un feliz Eufrasiev Comprov pilotando su espectacular quad, en un control rutinario. Les mostró la documentación, pensando que estaba en regla. Pero la policía pidió una grua y se llevó el vehículo. Éste quedó retirado y lleno de polvo en un depósito municipal.

Eufrasiev Comprov tubo que pagar una multa bastante más cara de lo que le hubiese costado el maldito cambio de nombre y además se quedó sin quad para siempre, sin ni siquiera posibilidad de venderlo, excepto a piezas.

...Y Eufrasiev Comprov, encima, quería matar a Pepino Vendini por engañarlo...

Ambos perdieron un amigo y ganaron un gran enemigo para siempre, por no hacer las cosas bien.

Moraleja: Dejalo todo atado y bien atado, tanto si eres un Pepino como si eres un Eufrasiev.

Y COLORIN COLORADO...

Todos estos trámites y posibles sorpresas, desde luego quedan en nada si compras un trasto nuevo, ya que las gestiones las realizan desde el taller. Y es que se ganan lo que ganan bien ganado (valga la rebuznancia)

Estaré contento si toda esta parrafada sirve para ayudar a un solo futuro comprador o vendedor.
Para preguntas, deja tu mensaje en el blog
¡Un saludo!!

31 agosto 2008

AGOSTO A TOPE!!!

Al fin empiezo a encontrar la forma física perdida durante la primera mitad del año, despues de mis problemillas de salud. Gracias a la dieta severa pero guiada por una endocrina, y algo de ejercicio suave, llevo perdidos 14 kilitos en 2 meses (aún estoy en 122...) y las ganas de hacer cosas, caminar, salir, disfrutar, aumenta a medida que baja el volumen de líquido y grasas. Pero, ¡joder!! ¡como cuesta!! ¡no poder meterse un pollo a l'ast entre pecho y espalda!!

Parte de ese ejercicio, por supuesto, es en quad. Mi Derbi ha vivido momentos mejores y actualmente está en dique seco esperando algún recambio que llegó equivocado... pero mi nuevo Suzuki LTZ400 se comporta como un campeón... de momento y que dure.

Este fin de semana hicimos una rutilla de las buenas, a pesar de no salir de la montaña que rodea a La Vall de Merlés. Pocos kilómetros, pero visitando muchísimos puntos de interes solo visitables en quad. Y con dos nuevos invitados de escepción:

Rafa, el que se a quedado el Derbi DXR 250 de Jordi, sigue el ritmo sin problemas. Parece que toda su vida hubiese pilotado quads... ¡Que lo disfrute con salud y con nosotros!!

Y Javi, el chaval de Segur de Calafell que se quedó el Wildlander Dune 200x, al fin se decidió a venirse en una salidita ¿suave? El chino se comportó como un campeón y aguantó las perrerias a las que lo sometimos sin demasiadas quejas.

Lo más impresionante, el nivel que ha adquirido Javi en muy poco tiempo. Tanto que piensa en cambiar ya al pequeñin por uno más serio... a pesar de un par de 'sustillos' sin ninguna consecuencia (es que eran muchas las ganas...)

Mientras llega el momento del cambio, se lo pasó de miedo. Todos nos lo pasamos de miedo. Aunque algunos pasaron más miedo que otros... jejeje
Y sino, a ver que os parece este video de Emi:


O este otro, justo segundos despues, de Jordi:


Y es que el suelo estaba durillo y con neumáticos nuevos... Sustillos los dos sin consecuencias... menos en el culo de Jordi, al que le costará sentarse unos dias... y un par de ralladitas que demuestran que Emi no guarda su quad en una urna, sino que le da mango como el que más.

Ya preparo la salida a Valls, para ver el Mazinger Z a tamaño natural. Frikis que somos. Os mantendremos informados.

¡Hasta la próxima entrada!!

18 julio 2008

QUADORRA 2007 - Y.... FIN!!! POR FIN!!! SACABÓ

Seguimos...


Domingo por la mañana, bien limpios y doloridos del día anterior, dimos cuenta de un buen desayuno, no sin antes grabar las intimidades más obscenas de los integrantes de la expedición, entrando por sorpresa, cámara en mano, en todas y cada una de las habitaciones. Jordi medio en pelotas, descojonándose de “Farruquito” y sus slips ajustados y muy rellenos...
Morte y Pozi, en una habitación que las pobres señoras de la limpieza tardarían horas en dejar habitable...
Inmaculada habitación que compartían mi hermano Xavi y Salva el oso”, de lejos los más ordenaditos, limpios y curiosos...
Y la mía con José Luis, de la que preferí borrar las tomas... ejem.

Desayuno fuerte, sin demasiada prisa, tiempo para vestirnos de “romano” de nuevo, pagar el buen trato recibido y de nuevo en marcha.


Estar en Andorra y no parar a comprar algo, es casi un sacrilegio, aunque los precios no son lo que eran, aún hay cosillas que valen la pena, aunque solo sea por tradición. Así pues, paramos a comprar queso de bola, azúcar, “toblerone”, perfumes, algún medicamento azul (¡) y como no, tabaco (los que fumaban, claro)
Bien cargados de recuerdos andorranos, llenamos depósito un 20% más barato que en España y para la frontera por carretera, ya que se nos habían hecho las 11:00 de la mañana, pelín tarde.
Lo cierto es que nadie parecía en condiciones de reemprender la vuelta. Creo que un remolque para el quad y un buen asiento en un coche se hubiese pagado a precio de oro por más de uno.
Peeeeero... La aventura es la aventura.
Decidimos dejar de lado parte de la ruta inicial por pistas y caminos y tomar un atajo que nos llevaría por carreteras secundarias a recuperar buena parte del tiempo perdido, para no alargar la agonía de nuestros doloridos culos.


Desde Fornolls, tomamos pista dirección al Pedraforca, majestuoso, con su doble pico, por unas pistas en un estado ideal. Poco polvo, ningún charco cargado de agua, pero sí algo de barro. Circulación de otros usuarios de la montaña mínima...
Eso sí. Nos encontramos una parejita en bicicleta.
Él, bastante cachas.
Ella, un bombón.
Se disponían a iniciar un descenso cuando los adelantamos, saludándolos cortésmente (eso siempre, por favor) y bajamos un pelín a cañon. Diez o doce kilómetros más abajo, paramos a comentar el tramo.
Divertidísimo, lleno de buenos saltos y de orquillas llenas de graba húmeda, ideal para cruzadas controladas sin fin... Y el tipo cachas de la bici, a tumba abierta, como si fuera una moto de enduro, pasó por delante nuestro casi sin sudar... apenas unos segundos después de haber parado nosotros.
Maquinón de tío!!
Inmediatamente después de pasar, se pusieron en marcha nuestros cerebros masculinos, unimos “A” con “B” y dedujimos que la chica vendría por detrás... Medio babeando por la ilusión de volver a verla, nos pusimos a esperarla. Y tardaba... tardaba... hasta que al fin apareció y estallamos como locos a su paso, con aplausos, silbidos y vítores, como si fuese el mismísimo Indurain quien bajase por aquel camino. Jamás he visto una cara tan roja en una tía... Y no era por el esfuerzo...


Al retomar el camino aún tendríamos oportunidad de cruzarnos a la parejita y darles el saludo de despedida... buena gente en el monte.

Paramos 20 kilómetros más adelante en una fuente medio escondida, de la que mana agua fresquísima y de calidad excepcional (agua del Cadí).
Una vez llenas las botellas y cantimploras, el primer grupo salimos de nuevo, pero escasamente 2 kilómetros más adelante, me doy cuenta que estoy solo. Espero y espero, pero no llega nadie. Me doy la vuelta, temiendo algo malo y... zas. Vuelco sin consecuencias del SUZUKY ATV de José Luis.
Al parecer, Xavi, Salva y José Luis arrancaron a fondo detrás de mí. Pero Xavi salió con el freno de estacionamiento puesto, y para quitarlo, paró. Salva, que iba detrás, tubo que esquivarlo con una maniobra un pelín dura y José Luis se vio chocando contra Xavi, contra Salva o subiéndose por la pared del camino... no le quedaba otra y subió hasta que volcó casi en parado. Revolcón sin consecuencias serias (un espejo, algún plástico doblado y el orgullo dolorido)


Recuperados del sustillo, volvemos a la pista, más tranquilos... Unos 60 kilómetros más adelante, la mano derecha de mi hermano Xavi dijo basta. Se le agarrotó de tal manera que ni siquiera con fuertes masajes podíamos relajarla ni cerrarla.
Susto.
Mil calambres y apretones después, y ante la idea de abandonar allí mismo mal solucionamos el tema cambiándole mi Derbi con gatillo por el Derbi de Jordi, con puño de gas. Algo mejoró, y con dos cojones, siguió hasta el final. Mi héroe.

Sobre la una de la tarde, llegábamos a los pies del Pedraforca, muertos de hambre y con los depósitos un pelín secos. Llenamos de “pretoleo” y marchamos a buscar alguien que nos proporcionara combustible para humanos.

Peeeeero...
Al parecer, gracias al puente festivo, había en los alrededores una algarabía de “camacus”* y no había sitio.
  • (Nota: “camacus”: Tambien conocidos por “pixapins”(meapinos)
    De la expresión catalana “que maaaaco!!” (Traducción de “¡qué boniiiiiiiito!”)
    Catalanes de ciudad, adinerados y bien situados, que se compran un todoterreno indecentemente caro para llevar a los nenes al colegio y que en fechas señaladas lo arriman al campo (por peajes, eso sí) a gastarse una “morterá” en restaurantes de lo más rural-fashion, respirando aire puro con olor a mierda de vaca, en pleno contacto con la naturaleza, en una terracita montada para ellos por algún tipo listo que dejó las vacas, que le cuidan un rumano y un paraguayo, para vender naturaleza desnaturalizada y falsa ecología, con cerveza fresca a 10 € el sorbo...)
Encontramos un bar que se apiadó de los tios polvorientos y sudorosos de los quads.
Comimos como pudimos, mitad del grupo en la calle, mitad en mesas separadas en el interior...
Eso sí, bastante bien y no muy caro. Nos respetaron.

Y a seguir ruta. Pasamos por delante del majestuoso peñasco llamado Pedraforca, y paramos a esperar al segundo grupo, que tardaba más de la cuenta.

Por desgracia, un nuevo incidente. En la gasolinera necesitamos de las herramientas de “Farrukito” para reapretar algún tornillo del quad de Jordi, y al guardarlas, no aseguramos la guantera. En medio de la rota pista de subida al Pedraforca, perdió tooooodas las herramientas, y tuvieron que parar a recoger el esturreo a lo largo de 600 metros...


Cuando llegaron a nuestra posición, después de las fotos de rigor, arrancamos con ganas y en apenas una hora llegamos a Guardiola de Berguedá.

Ante el cansancio acumulado, los calambres de la mano de Xavi, la desesperante lentitud de "Pozi" que frenaba hasta en las subidas, etc... etc... se decidió de manera unánime bajar hasta el camping por carretera, de forma placentera, dándoles un merecido descanso a los cacharros y a las doloridas nalgas, en un último tramo casi de paseo, en un atardecer limpio y soleado, con una temperatura muy agradable para la fecha.

Los rayos del sol de atardecer en la cara, la brisa del viento, el ronroneo del motor, el cansancio que se torna de alguna manera casi agradable... momentos de introspección, de no pensar en los problemas diarios, de recuerdo de las anécdotas de la ruta, de risa tonta al cruzar una mirada de complicidad con el compañero mientras ruedas...
Algo así debe ser la felicidad...

Después de esta salida empezó mi particular "via crucis" de médicos, operaciones y hospitales, que me han llevado a estar casi 9 meses después, aún recuperándome poco a poco y sin coger un quad... pero eso es otra historia que hoy doy por terminada.
¡Jaimoto está de vuelta y viene para quedarse!!
Frases del día:

"Felicidad no es hacer lo que uno quiere,
sino querer lo que uno hace."
Jean Paul Sartre - Filósofo y escritor francés.

"El verdadero secreto de la felicidad consiste en
exigir mucho de sí mismo y muy poco de los otros"
Albert Guinon - Dramaturgo francés.

"Soy feliz, feliz, feliz... arrrrrggggg"
Homer J. Simpson, delante de unas chuletas de cerdo,
admirando una cerveza DUFF en la mano...