01 diciembre 2006

Ruta Sant Andreu de la Barca - Santa Maria de Merles - 2ª PARTE.

6:30h. A.M.
Suena el despertador justo en el momento en que empezaba a pillar el sueño, vencido ya de puro cansancio. Pero he quedado con Jorgito, y con lo que grita y lo que me duele la cabeza, mejor no hacerlo esperar.
Actrón vitaminado con magdalenas para desayunar, diez minutos en el trono tocando una bella sinfonía (son años de entreno), ropa de romano para no perder tiempo. Sudor y prisas.
En el parking arranco la ‘furgo’ cargada con mi DXR250, engancho el remolque, con el DXR250 del Jordi, pongo ‘musiqueta’ y espero a que el lechón aparezca.
Tampoco ha dormido. Tiene una llorona con los dientes a medio salir y con un resfriado de persona mayor, con lo que dormir es algo difícil en esa casa... ¡Un besito, sobrina trucha!


Como vienen Salva, Toni y el ‘ñiño’ Andrés, decidimos saltarnos el tramo que va de Sant Andreu de la Barca-Corbera, Corbera-Ordal, Ordal-Sant Sadurní, Sant Sadurní-Piera, para intentar acabar temprano la ruta, ya que ellos deberán bajar por carretera (no tienen remolque y son muy valientes... los descerebrados).

Así pues, quedamos a las ocho de la mañana entre Piera y Vallbona d’Anoia, con un frío bastante intenso. Tras las presentaciones y los saludos efusivos, babeamos el cacharro nuevo de Toni (un Bombardier Baja DS) y arrancamos los cacharros.
Tenían todos unas ganas locas de ver que tal interpretaba el precario ‘road-boock’ escrito a saltos. Vistazo rápido al papelucho, orientación, memoria, primera meadita de Jordi y comienza la ruta.

1r Tramo: Vallbona-Castellolí:


Pistas rápidas, en buen estado, anchas y bordeando campos de siembra y vides. Primeras fotos y grabaciones en acción. Solo hay un par de puntos críticos y la memoria no me falla.
Paramos en Castellolí, al pié de los puentes de piedra gemelos que sostienen la autovía de Lérida. No hay bajas.
Los quads empiezan a acumular polvo pero van redondos. Cigarrito los que fuman y segunda meadita del Jordi.


2º Tramo: Castellolí-Montserrat:

Para mi gusto, el tramo más espectacular del recorrido, bordeando toda la montaña de Montserrat, con unas vistas magnificas, y unas pistas aún más anchas y seguras.

Poco o ningún tráfico, aprovechamos para cortar un trocito de tramo con mucha visibilidad (seguridad ante todo) y dar rienda suelta a los caballos, grabándolo todo para después meterlo en el DVD ‘Quadtrix’ (paranoias con el Studio 9 pro)

Salimos a un punto de la carretera que circunvala la montaña de Montserrat y lleva desde Castellbell i el Vilar hasta Manresa, (probablemente, la más motera de Barcelona junto con la Rabassada), y que nos lleva al restaurante 'Ca la Yaya', el más motero del mundo mundial, donde paramos a almorzar sobre las 9:30h, dentro de horario.
Saludos a algunos amigos que encontramos allí, tercera meadita de Jordi, al que esta vez acompañamos todos, y carretera y manta.

3r Tramo: Montserrat-Callús (Ctra. Solsona):

Tramo de unos 18 Kms. que discurre exclusivamente por carretera y que atraviesa Manresa-sur, con un par de gasolineras en la ruta, donde aprovechamos para repostar y darnos cuenta que la parrilla portabultos de mi quad, se ha partido.
Milagrosas bridas (o cintillos) que resuelven el problema de momento. Esta vez Jordi no mea.
¿Será mala la cerveza de 'Ca la Yaya'?
¿O es que bebió poco?


4º Tramo: Callús-Suria:

Antiguamente una buena pista de tierra, actualmente, una pista de cemento rompedora, en muy mal estado, nos lleva entre huertos y fincas durante 7-8 Kms. Luego, de nuevo lo bueno.
Pista de tierra, mas estrecha y más mala que las anteriores, pero con unas vistas espectaculares, donde bordeamos la montaña más inmensa de sal que hayamos visto nunca, ya llegando a
Súria
Jordi nos hace parar de nuevo para mear (¡Cómo le funcionan los riñones, neng!). Los que fuman lo agradecen.

5º Tramo: Súria-S.Joan Montdarn:

De nuevo 8 Kms. por carretera de curvas hasta encontrar el desvío a la izquierda dirección Cal Xic-Massans. Luego, se trata de seguir la pista principal (GR azul-blanco) hasta encontrar señal del -GR rojo-blanco- y no dejarlo, lo que nos lleva a la carretera que va dirección Caserres-Berga.

Es un tramo anchísimo, muy polvoriento, sin baches y con mucha graba suelta... Osea... divertidísimo... si es que vas el primero. El segundo apenas veía la pista. El tercero, no se veía ni las manos. Los dos últimos pararon, mientras bajaba el polvorín.
Jordi aprovechó para aliviarse nuevamente (yo diría que es la próstata) y Toni, a echar un cigarrito.
200 m. escasos de carretera y girar a la derecha (siempre siguiendo GR.rojo-blanco). Este tramo, si se cierra al tráfico, tiene que ser brutal, revirado, lleno de largos saltos, estrechito y bajo la sombra de gigantescos pinos.

Pero tuvimos la mala suerte que parecía el 'Carrefour' un sábado de rebajas por la tarde. Una excursión de bicicletas (cientos de ellas con padres, madres, hijos y abuelos) más los vehículos de la organización, más otros quadtreros de excursión, más unos cuantos ‘boletaires’ y algún cazador paseando la escopeta y mosqueadísimo, convirtió el transito por este tramo en un continuo:

-"Hola... Buenos días... Hasta luego... Adioos"... por supuesto, a menos de 10 Kms./h.

Al menos, comprobamos el buen rollo entre los que compartimos medio. Siguiendo siempre las indicaciones del GR-rojo-blanco, llegamos a Sant Joan de Montdarn, tramo de 50 m. de carretera y sin llegar al pueblo, giramos a la derecha por una nueva pista.

6ºTramo: S.J. Montdarn-Caserres-Puig-reig

El paisaje vuelve a cambiar de forma brutal. Se acaban los árboles y los campos sembrados que nos han ido acompañando y aparecen las rocas gigantes, con monte bajo que lucha por sujetarse a semejante sustrato.

Parece el escenario de alguna película del oeste... pero muchísimo más verde. Grandes extensiones de terreno se cubren de un vistazo. Vistas espectaculares. Barrancos de vértigo. Suerte que no tengo miedo a las alturas (las anchuras, por contra, me acongojan... sobre todo las reflejadas en los espejos...)


Todas las pistas están indicadas con cartelitos, con lo que es virtualmente imposible perderse. Por supuesto, tanto tiempo sin mear y sin fumar (los que fuman), nos obliga a parar un buen rato a contemplar las vistas, meando al viento, pensando en silencio...

Alguna traca pedorrera sublime y muy aplaudida alcanza su ansiada libertad y engrandece el agujero de la capa de ozono...

Ya llevábamos 5 horas largas y más de 140 Km de polvo encima. Llegamos a Caserres después de varios Kms. por carretera, y buscamos la salida dirección Puig-reig también por carretera.

El "ñiño" está roto... al menos así lo mostraban sus poses en las fotos (pues no te queda nada... chiquitín!!). Los demás, empezábamos a acusar un leve cansancio.

Salida a la carretera y de nuevo 6-8 Kms. hasta Puig-reig.

7ºTramo: Puig-reig-Sta.Maria Merles:

Último tramo, que tomamos con algo más que ganas, pues el hambre, la sed y el cansancio, se acumulaban ya de forma visible.
Se trata de un tramo bastante rápido, siempre al lado de la Riera de Merles y que comienza en el aserradero de Puig-reig, cruzando la autovía Manresa-Berga por debajo. Son aproximadamente 17 Kms. que cubrimos en apenas 15 minutos.


Las ganas de acabar, la proximidad del camping y la idea de ir a comer y recuperar fuerzas al restaurante de la 'bidente' (bidente, por que tiene solo dos dientes en toda la boca... y son negros) nos aceleró el ritmo.

Al llegar al restaurante, descubrimos que estaba llenito de chicas 90-60-90... y más viejas y algún que otro respetable caballero con boina. Tres autocares del Inserso decidieron dar allí un fiestón, con organillo eléctrico, pasodobles y algún vals...

-"chunda, chunda, piririiii piri piriririiii, chunda, chunda, OOOOLÉ" .

Buen final a la excursioncilla. Al menos para mi quad y el de Jordi, que allí acababan su trabajo, demostrando nuevamente lo incansables y resistentes que se muestran pese a su reducido coste.

Los otros tres, Salvatore el 'Oso', Toni y el 'ñiño', debían volver por carretera. Un poco más de cansancio tras la paliza previa. Pero había que hacerlo.

8º Tramo: Vuelta por carretera:

Con la barriga llena y el espíritu feliz, nos acercamos a Prats del Lluçanes a llenar los depósitos de los dos 'Bombardier' y del 'Polaris'. Nos dimos cuenta que el depósito del 'Baja' del ‘ñiño’ perdía a chorros por la parte inferior de la boca de llenado. Y sin remolque... Improvisamos una solución de urgencia y nos pusimos en marcha, rezando.

Gracias a una legislación absurda y sin sentido, los Quads son V.E. (vehículos especiales) y no pueden pasar de 45 Km/h., por lo que descartamos de inmediato bajar por autovía, bajo pena de ser acribillados a multas, y seguimos la carretera antigua de Sant Feliu Saserra hasta "l'Eix Girona-Lleida', que nos levaba hasta Manresa.
Una vez allí, carretera nuevecita Manresa-Igualada y llegada ya de noche cerrada a La Torre de Claramunt, fin de la salida sin más problemas.

Como anecdota, recordar como Salva 'el oso', en una parada de descanso, se tiró por los suelos debajo de un cartel publicitario a recoger tornillos 'nuevecitos' que algún operario torpón dejó caer a los pies de la estructura...:
- "Que passa 'neng', están nuevos y nunca se sabe..." replicaba. Más de un kilo pilló...

Todos presentábamos una cara de cansancio patente (sobre todo el 'ñiño')
pero la paliza mereció la pena. La satisfacción de unir dos puntos tan distantes por pistas, reconforta.

Jordi, acabó prácticamente deshidratado, pues en el camino de bajada aún meó dos veces más... Es como un deshumidificador. Recoge la humedad del ambiente y la suelta por la chorrilla.

Un gran tipo, aunque un poco seco...
Lo peor es que existe un ser muchisimo más constante en sus minjitaciones: el 'Irra' , el 'Rey Meón'.

En total, unos 260 Kms. ida y vuelta, por pistas ‘legales’ de mas de 4 metros y por una variedad y calidad de paisajes que te dejan sin aliento. Repetiremos sin duda. ¿Te apuntas?

Conduciendo solo, de noche, ya de vuelta hacia casa, pensando en el gran día vivido, caí en la cuenta que no hace ni cien años, en la época de nuestros bisabuelos, esos caminos rotos eran los únicos que permitían acceder a las pequeñas poblaciones separadas de la ciudad, los únicos medios para comunicarse y abastecerse de lo necesario para la vida diaria.
Y que una ruta como la que hoy hemos hecho, probablemente nos llevaría dos o tres jornadas de sol a sol, con las mulas y los carros cargados.
Lo que antiguamente era necesidad, hoy es un gran placer. Que suerte tenemos...

Frases célebres de la semana:

“Siempre es mejor dar que recibir”
- Mike Tyson -


“Lo verdaderamente importante,
es aquello que cada persona lleva en su interior”
- Jack el Destripador -

P.D.: Tengo que adelgazar mucho. En la ruta estube a punto de caerme del Quad en varias ocasiones, por los dos lados a la vez... Un Saludo y deja tu opinión!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu mensaje!! no te cortes! Tú también haces este blog.

Cuando acabes, dale al botón de VISTA PREVIA, si no consigues enviarlo a la primera...