14 enero 2009

¿POR QUE NO TE CALLAS, JAIMOTO?

Pues eso.
¡Por qué no cerré la boca cuando se me ocurrió relatar en forma de novelada mi primer ostiazo…!!
¡Si antes lo digo, antes vuelco!!! Ahora lo explico…

Decidimos montar de nuevo la misma ruta que a finales de Diciembre nos llevó a la cumbre del Catllaràs, aprovechando las grandes nevadas de estas semanas y recordando lo bien que lo pasamos pilotando sobre nieve. Llamé a algunos de los compis que habitualmente comparten ruta, proponiéndoles la salida a la nieve. Pero muchos ya tenían planes o les surgieron asuntos que no les permitían venir.
Aún así, tres valientes salimos de Sant Andreu de la Barca en busca de frio, hielo, nieve y problemas…

Carlos “Farrukito”, Jorgito y yo mismo. Aunque creo que vinieron por las tremendas ganas de volver a salir en quad y con total desconocimiento de lo que nos íbamos a encontrar. Si lo llegan a saber, lo mismo ni se levantan. Ni yo tampoco.
Domingo 11 de enero de 2009
6:00 A.M. – Suena el despertador… He quedado con Jordi y “Farrukito” a las 6:30 h. en la portería para salir en busca de la nieve. Visita rápida al lavabo, descarga de 500 gr. de exceso de equipaje, un peinado rápido y a ponerme el traje de los domingos, mi chándal “taleguero” talla XXXL y mis J.Hayber New Olimpo.
Yogurt desnatado, edulcorado, con Bifidus activo y sin colesterol (gilipolladas de los fabricantes…) y cargado con el equipo dirección a la salida.
6:30 A.M. – Jordi espera en el portal y justo llega Farrukito con su Ford. El frio es intenso y la helada ha dejado los cristales de los coches totalmente congelados. Recogemos el remolque cargado con su quad Yamaha Bruin 250 y nos metemos en la carretera.

7:50 A.M. – Llegamos al camping y todo es blanco, pero de hielo. Dos bajo cero. Entramos en nuestras respectivas caravanas para cambiarnos y al salir… ¡Tachan!!! ¡Estos capullos vienen vestidos casi de verano!! Pobres bestias. Van a sufrir de lo lindo…

Farrukito estrena botas, pero lleva guantes de enduro finitos. Jordi con sus pantalones de entretiempo empieza a pegar tiritones, pero aguanta. Yo, con mis magníficos pantalones tipo “snow” del Decathlon, camiseta especial gimnasio (de las que dejan sudar pero no te mojas) y unos “pedazo” de guantes “goretex tinsulateDainese de última generación… empezaba a sudar.

8:30 A.M. – Llamamos por última vez a José Luis, porque no tenía claro si subiría o no, y ponemos rumbo al restaurante de la bidente (la camarera de solo dos dientes..) “Cafelito” y ¡en marcha! Para ahorrarnos un buen montón de tiempo, decidimos hacer el primer tramo por carretera, hasta Vilada (unos 20 km).

10:00 A.M. – El frio es tan sumamente intenso, que a pesar de llevar puesto lo mejor que tengo para el frio, llevo dos carámbanos de hielo como pies, dos más como manos, la nariz se me cayó por el camino junto con las orejas y las piernas se deben haber soldado a los plásticos del quad… porque no tengo cojones a moverlas. A penas circulamos a 30 kms. por hora, arrugaditos de frio, cuando llegamos al destino.

Yo pasé frio, pero los dos pardillos que llevaba detrás, no eran capaces ni siquiera de insultarme… Y no por falta de ganas. Sencillamente no podían mover la boca por congelación.
Pusimos las manos en la salida del tubo de escape en busca de algo de calor… ¡y salía frio!!!
Nueve bajo cero.
Al final, manos directamente al cilindro para recuperar algo la circulación y a buscar un garito para almorzar.
Y aún no habíamos pisado nieve.

10:45 A.M. – Después de un almuerzo de 5 euros cojonudo, al lado de una buena chimenea, salimos recuperados y con ganas de marcha. Comenzamos la ascensión al Catllaràs. Cuando al fin aparece nieve de verdad, encontramos una fila de 4 todoterrenos delante mismo que evolucionan a ritmo de tortuga…
Como no hay sitio para avanzar, sufrimos detrás de ellos hasta que deciden apartarse en un trozo de pista algo más ancho para hacer fotos. Los saludamos y abrimos gas empezando a disfrutar sobre 20-30 cm. de nieve pisada durante unos 15 km. siempre patinando de atrás.

11:20 A.M. – Llegamos hasta el refugio de “Sant Romà de la Clusa”, a 1.400 metros de altitud, donde ya era imposible continuar. De todas maneras, no tenía sentido seguir más adelante, ya que la peña de “l’home mort”, centro del Catllaràs, está a 1.700 metros, con lo que las cantidades de nieve acumuladas serian más para Alberto Tomba y los hermanos Fernández Ochoa que para nosotros.
Impresionante postal, espectacular paisaje… pero nos quedamos con las ganas de pilotar más sobre nieve.

11:40 A.M.- Después de las fotos de rigor, justo cuando empezábamos el descenso, encontramos a la expedición de 4x4’s subiendo y ocupando de nuevo todo el camino. En el último tramo, de escasos 20 metros, todo es hielo. El primero de los 4x4 no hace más que patinar y patinar sin control intentando llegar al final del pequeño repecho. Los demás quedan detrás esperando su turno.

Decidimos echar una mano en el difícil paso, pero ni empujando todos a una conseguíamos mover a la bestia Nissan GR por el camino correcto. Tras mucho esfuerzo, queda apartado y empieza a subir el segundo, tercero y cuarto.
Los “TTeros” están zumbaos y su intención es ascender hasta arriba, realizando espectaculares patinadas sobre la nieve virgen y el hielo. Están locos estos de los todoterrenos (jejeje)

12:30 A.M. - Como no era nuestra guerra, cedí la cámara subjetiva a Jordi para que grabara mi descenso y tener alguna imagen mía (no solo de los demás) y tiramos por la pista de vuelta, con vía libre para disfrutar un poco más.
No sé si os fijáis en las imágenes del Dakar, pero las ostias más espectaculares siempre son cuando hay una cámara de por medio. Pues eso pasó.

Se llama ego y “bacileo”. Creyéndome grabado desde atrás por el quad de Jordi, empecé a hacer el imbécil, con cruzaditas, saltitos y otras tonterías… hasta que entrando en una curva, pillé una buena placa de hielo y se me cruzó el quad bastante más de lo deseado. Acabé desplazándome totalmente de costado. El quad fue a parar contra un montoncito de nieve y volcó como en cámara lenta, escupiéndome a 1 metro más adelante… donde como persona de una gran humanidad que soy, seguí patinando y patinando hasta pararme del todo, esperando el golpe del quad al caer sobre mí.

No pasó. Bien.

Recompongo pensamientos, hago chequeo de daños corporales, me resitúo espacio-temporalmente e intento levantarme. Siento escalofríos al ponerme de pie.
Mierda. Algo anda mal.
Un frio de muerte penetra a la altura de mis cojones y sobre mi esfínter anal… se ha roto el pantalón por la costura de la entrepierna y un buen puñado de nieve ha penetrado en la zona más sensible a la temperatura del cuerpo masculino.
Daños colaterales: A tomar por culo el pantalón nuevo.
Al menos, se habrá grabado bien el ostiazo y lo podré mostrar en la web… Pues no. De nuevo “LA MALDICIÓN” de mis cámaras. No sé porque extraño sortilegio, hasta el día de hoy, JAMÁS nadie ha conseguido sacar unas imágenes decentes de mí, ya sea video o foto, con cámaras que me pertenezcan. Y esta vez no era una excepción.

Me la pegué y lo único bueno que saqué, fue que no me hice absolutamente nada (bueno, me rompí una uña ¡y no es coña!) y que el quad quedó sin el más leve rastro de daños.

12:46 A.M. - Apoyando los “güevos” directamente en el sillín, reemprendemos la marcha hasta la temible y gélida carretera de vuelta. Hay un tramo que no es posible hacer más que por carretera, pero el resto del camino decidimos hacerlo por montaña, sin prisa y disfrutando un poco del espectacular día que al fin aparecía.
¡Bingo!!
Por esas pistas no había pasado absolutamente nadie en la anterior semana, con lo que la nieve que encontramos era totalmente virgen. Al fin acabamos disfrutando de lo lindo. La tracción era espectacular, con un terreno blandito y cómodo, el paisaje de postal de navidad, y con la temperatura que se recuperaba hasta los cero grados (ni frio ni calor…)

14:00 P.M. – Llegamos al camping felices, sin demasiado frio y algo cansados, pero con la sensación de haber cumplido con las expectativas. Nos cambiamos de ropa y emprendimos camino de vuelta. Paramos a comer en el McDonald’s de Manresa, y me regalaron un ¡globito!!
Broche de oro a un buen día de quads.
Frase del día:
-¿Que es para ti el Arte?
-Morirme de frio, ‘miarma’
Jesus quintero preguntandole al Risitas.

4 comentarios:

  1. Como no? disfrutar de un dia de nieve, eso ni se pregunta, lo pase de p.m., pero la verdad es que si pase mucho frio pero valio la pena, solo comentar que la ostia de JAIMOTO yo que la vi en directo fue guapisima, lastima que no se grabo como la mia por que lo primero que dije es que la colgaria en YOUTUBE, pero cuando intentamos verla merda¡¡¡ no se habia grabado, puta maldicion del JAIMOTO.
    ESPERO REPETIRLA CON MAS GENTE
    SALUDOS A TODOS

    ResponderEliminar
  2. JUJUJUJU FRIO DISE ME PICABAN LAS MANOS KE ESCOZOR PERO DISFRUTE DE LO LINDO Y X DEJAR A JAIMOTO ESPIÑARSE AL APARTARME APOCO MAS ME MATO YO UF KE ACOJONE UNA RUEDA Y UN PIE EN EL BARRANCO A POS DATA CENE MIGAS UHMMMMM AJAAJAJ LOS 2 LEUROS LOS TIENE LA JUANI DEL MACDONALS KE COSTE Y LAS TRINCHAS UN ABRAZOOOOOOOOOOO

    ResponderEliminar
  3. MOLA LA NIEVE EN QUAD. UN SALUDO!

    ResponderEliminar

Deja tu mensaje!! no te cortes! Tú también haces este blog.

Cuando acabes, dale al botón de VISTA PREVIA, si no consigues enviarlo a la primera...