27 noviembre 2007

QUADORRA 2007!! (PARTE 2 de 3)


ETAPA MARATHON

Nuevo y emocionante reto el que suponía poner en marcha la etapa “MARATHON" Guardiola de Berguedá-Andorra-Guardiola de Berguedá. Más de 400 kilómetros en una sola jornada, protagonizada por la gente del camping (Jordi, Joan, Juanma, Quintana y yo mismo) y Toni, mi buen amigo de PINKQUAD.
Conocía de otras salidas, el alto nivel de pilotaje de todos y estaba muy confiado en llebar a buen fin la salida. Ellos hacía tiempo que ya tenían en mente realizarla, pero por falta de tiempo o de impulso, no la habían intentado aún.

Sabían que Salva “el Oso” y yo lo habíamos logrado en Agosto, con lo que subieron los ánimos y planteamos una nueva salida para finales de Septiembre, aún con suficiente calor para no pasarlo mal, pero con lluvias y barro asegurado (más humedad y menos polvo...)
Planteé esta salida como una expedición de descubrimiento, pese a conocer la ruta de vuelta por el Pedraforca, la misma que realicé con Salva. La culpa fue de mi compañero de trabajo Sergi Baruta, que me explicó lo bonita que era hacer la ruta por las pistas de esquí de la Masella, Arànser y entrar en Andorra por la Rabassa, atravesando toda la Cerdanya, una de las comarcas más alucinantes de Cataluña.

LA PELÍCULA DE LA SALIDA

Igual que en la ruta de Agosto, decidimos que lo ideal era salir desde Guardiola de Berguedá, dado que todos sabíamos como llegar hasta allí desde el camping, atravesando el Canyarás. Buena idea si tenemos en cuenta que no andábamos sobrados de tiempo al no conocer la ruta de ida por las pistas de esquí de la Cerdanya ni los posibles problemas que podríamos encontrar, que no fueron pocos.


El sábado era el día perfecto, pero trabajaba, como todos los sábados del més. Así que sería el domingo 22 de Septiembre, aprovechando que el lunes 23, eran “Les Festes de la Mercé” en Barcelona, para descansar y recuperarnos. Yo no tuve fiesta ese lunes... me tocó currar después del palizón.

Ese mismo Sábado, nos reunimos todos en el camping. Después del ‘biefring’ con una breve explicación de la ruta y de las normas a seguir, preparamos los quads y los remolques, para salir lo más temprano posible al día siguiente. Dos Derbi 250 y un Blaster 200 en el pedazo de remolque de Toni, un Kymco 250 dentro de mi furgoneta, otro Blaster 200 más en el remolque de Juanma y Toni, que conduciría el su Sportsman 700 por carretera hasta Guardiola.

A las 8, en Guardiola, descargamos los quads, y sin desayunar, empezamos la ruta.
Carretera dirección Castellar de N’Hug, y 20 metros antes del desvío, los Mossos d’Escuadra, atendiendo un peugeot 206 cabeza abajo... en plena recta. Primer sustillo.

Subimos hasta Coll de Pal por una pista algo rota pero bastante rápida. Acabamos parados delante de una barrera de hierro que impedía el paso (quien pone puertas al campo...) Improvisamos a fuerza de navegación una nueva ruta y llegamos al Coll de Pal.

Pero antes, segundo susto. Este más grande. El Sportsman 700 de Toni, llevaba pegando pedos y petardazos desde la misma salida, y decidió pararse en medio de una pista. Terror.
Se trajo el ATV en lugar de su deportivo (no sé cuál tiene ahora) por si tenia que remolcarnos... y me veía intentando remolcar a la bestia de 400 kilos con los pobres Yamaha Blaster 200 o con los Derbi 250... arggg.
Por suerte, solo fue el borne de la batería flojo, y eso que tiene taller de propiedad y sus mecánicos lo habían revisado a fondo. Ivan a rodar cabezas... jejeje.
Descansito y tiempo para una anecdota brutal de Quintana y Juanma, en donde este último pisaba una mierda 'de persona' que había pillado en medio del camino con las ruedas delanteras y que se le esturreó por toooodo el cuerpo (que asssssco, de verdad) Escena para la historia del humor.
Descendimos por las pistas de esquí de la Masella hasta Alp, donde repostamos.
Atravesar la Cerdanya, valle plagado de campos de cultivo y especulación inmobiliaria de alto 'standing', se nos hizo bastante complicado, con continuos cortes de las pistas y caminos por nuevas urbanizaciones o terrenos de cultivo abandonados por su baja rentabilidad. Además, los dos GPS que levábamos, dejaron de actualizarse de manera correcta, con problemas de localización repentinos, ocasionando más de una equivocación de camino.

Me habían aconsejado realizar los malditos 20 kilómetros por carretera, pero yo cabezón, seguí intentando localizar un paso accesible por pistas de tierra. Tres horas más tarde, cansados, hambrientos, derrotados, y a tan solo 2 kilómetros del éxito sin saberlo, tiré la toalla y volvimos sobre nuestros pasos para almorzar algo a la 1 de la tarde...
Por cierto: Si vais a Bellver de Cerdanya, cuidado con el lomo de los bocatas. Lo cortan finísimo, transparente, casi etéreo, con una maestría digna del más hábil avaro... y lo cobran a precio de caviar iraní... Ojito.

Llegamos por carretera hasta Martinet, y seguimos por carreteras locales hasta las pistas de esqui de fondo de Arànser, desestimando subir desde Martinet a Arànser por pistas de tierra ante la perspectiva real de encontrarlas cerradas... Se nos echaba el tiempo encima y quedaban muuuchos kilómetros. Una vez en la pista buena, rápida y anchísima, llegar a Andorra, a las pistas de esqui de fondo de la Rabassa, fue coser y cantar... bajo la lluvia. Fina y poco consistente, pero jodiendo...


Rodando a muy buen ritmo recuperamos horario y logramos llegar a Andorra a las 14:15 aproximadamente. Compras de rigor, llenado de depósitos y a comer a La Seu d’Urgell, nuevamente por carretera.
Llegamos a las 15:30, un pelín tarde para algunos restaurantes. Por suerte encontramos un sitio cojonudo donde llenar los habrientos estómagos con algún plato combinado, pasta italiana, pizzas de buena calidad y todo a muy buen precio.

Sobre las 17:00h (acumulando retrasos) con un sol espléndido, reiniciamos la marcha, nuevamente por carretera, hasta Fornols, y desde allí, rodamos por las pistas que ya conocía de la salida de Agosto.
A partir de este punto, todo fue muy rápido, con caminos en un estado ideal después de las lluvias, en un agradable atardecer, sin hacer el loco ni llevar velocidades altas, cubrimos el recorrido hasta el Pedraforca en menos de una hora... pero allí nos esperaba el diluvio universal.


Una niebla impenetrable, bastante frío, oscuridad y una lluvia por momentos muy intensa, no animaban a pilotar, aunque, hacerlo en esas condiciones extremas tenía algo de magia, algo surrealista, algo de cuento de Charles Dickens y su Londres victoriano, frío, oscuro y lleno de una espectral y gélida niebla. Ideal para una intensa introspección, casi mística.

En plena oscuridad, con el apoyo imprescindible del GPS que nos iba abriendo pista, logramos llegar sobre las 19:20 horas al punto de salida. Agotados pero contentos. Calados hasta los huesos pero felices. Hambrientos pero orgullosos de haberlo conseguido sin problema alguno... 435 kilómetros de pura aventura. Algo para recordar siempre y para explicar a los nietecitos.


La vuelta a la base, por carretera en los remolques, menos Toni, que de nuevo le tocó pilotar su ATV hasta el camping. Rotos, recogimos trastos, nos duchamos, cenamos ligeramente y emprendimos el regreso a casa, para currar el lunes... solo algunos.

Conclusión: ¿Quién dice que para disfrutar de grandes rutas hacen falta quads de gran cilindrada? 2 Quads 200 cc de 2 tiempos (uno con 15 años a las espaldas) 3 de 250 cc y un ATV de apoyo, por si acaso, suficiente para disfrutar de un increíble día.

Frase del día:

“biguater mayfriend” (o algo ‘asin’)
–Bruce Lee-

13 noviembre 2007

!1 AÑO DE QUADPASIÓN!!

¡ FELIZ CUMPLEAÑOS!!




-'!Mira como brilla mi suelo, "jodio"!!'


El pasado día 9 de Noviembre, este blog que tienes delante, !cumplió un añito!!

Ya ha pasado un año entero desde la primera entrada... y parece que fue ayer que decidí que tenía que poner en conocimiento del mundo mi vieja afición por estos divertidos cacharros llamados Quads.

Pero tenía que hacerlo de una manera responsable, intentando romper la imagen que tiene la sociedad de los quatreros por culpa de cuatro locos ruidosos y maleducados (que los hay) y que son carnaza para los medios de comunicación, cada vez más sensacionalistas y amarillos, cada vez más manipuladores de la opinión pública, desconocedores de este mundillo pero con necesidad de vender escándalos...
Porque el escándalo siempre vende.


Mi triste realidad, es que esta página solo llega a mis amigos y a a peña que ya disfrutan de esta afición (y algún familiar... un beso “paaaapa”)

Y si alguien entra de fuera, es por curiosidad o por error. Como el amigo que entró en la Web buscando “bergas negras gigantes” o “puticlubs en Sant Andreu de la Barca” en algún buscador (marranos también...), aunque tengo la constancia de que se quedaron un ratito por curiosidad y visitaron varias entradas antes de continuar en su búsqueda de alivio sexual telemático... con una sola mano no se lee tranquilo.

Un añito más viejo. Un año más que ha pasado volando. Un año menos. Me encuentro en esa edad en que soy muy joven todavía, según dicen los que son más viejos que yo.
Por supuesto, me siento joven, aunque ya no me apetece hacer según que cosas muy a menudo, y no hablo de sexo, que de eso siempre tengo ganas.

Tengo esa edad en que estas obligado a dejar de hacer las animaladas por las que eres conocido, porque el cuerpo te pide que olvides los excesos y que empieces a cuidarlo, dando algún síntoma serio de desgaste y/o futura avería.
Una edad en que aún eres capaz de hacer físicamente lo máximo, pero en la que empiezas a mirar con cariño los anuncios de productos anticaida para el cabello.

Por eso disfruto como un niño al subir en mi quad y realizar una ruta, corta o larga, con mis hijos o rodeado de buenos amigos.

Disfruto sintiendo el calor de los primero rayos de sol en la cara, el frescor al pasar por una umbría, la lluvia sobre la piel, el cansancio, el aire fresco y limpio en la cara, los olores increibles de la tierra...
Poder disfrutar y compartir con buenos amigos todos esos momentos únicos e irrepetibles, me hace sentir vivo, me hace sentir bien.


Romper la rutina y hacer algo diferente a lo que haces a diario, desintoxica muchísimo. Y a mi ‘lonjeva’ edad, es necesario de vez en cuando huir hacia la libertad, escapar de la rutina, aunque sea por unas horas...

Otra vez me he puesto pesado y sifilítico, no, heeee, filatélico, no... estooo, filosófico.
Pero es que, darme cuenta de que el tiempo pasa, tiene esas cosas.
Si no lo crees, dedica tan solo dos minutos a pensar donde, como y con quien estabas hace solo 5 años... ¿y hace 10...?

Un añito de QUADPASIÓN. Tengo que daros las gracias a todos desde aquí. Sin los que leéis esto de vez en cuando, no tendría sentido continuar (topicazo), aunque lo cierto es que me sirve de terapia psicológica gratuita (otro tópicazo más)... deberíais probarlo. ¡Gracias a todos!

La semana que viene, la segunda parte de QUADORRA 2007 - Etapa MARATHON (si puedo...)

La frase del día:

“Libre, libre quiero ser. Quiero ser, quiero ser libre”
Los Chichos
(trío musical gitano de impresionante éxito en los 70-80)