21 junio 2008

VENDIDO... SNIF...

EDITADO:

Pues ya se ha vendido mi Dune 200 S.

Javier, de Segur de Calafell fué el que lo compró. Espero que una buena amistad surja y que compartamos algunas buenas salidas por su zona y por la nuestra. ¡¡Un saludo Javi!!

A los demás amigos que se habían interesado por el "peque", daros las gracias y pediros disculpas por haber cerrado la operación antes de daros la oportunidad, pero he intentado ser lo más honesto posible, respetando escrupulosamente el orden de contacto.

Un saludo también a Priscila, que fué la primera en verlo y probarlo, pero que no se decidió finalmente. Si te pillas otro quad y te apetece salir en alguna rutilla, no dudes en contactar con nosotros. ¡Un beso, bonica!


Saludos!!

VENDO MI QUAD WILDLANDER DUNE 200 S

Con todo el dolor de mi corazón, no tengo más remedio que venderme el Wildlander Dune 200 S. Me ha salido la oportunidad de comprar un chollo de Suzuki LTZ 400, viejito pero con muy poco uso, practicamente nuevo y... mantener 4 quads es costoso, pero 5, mi mujer me mata o "me" divorcia (casi prefiero la muerte... Sería mucho menos dolorosa)

Es todo... ya os diré como ha ido. ¡Un saludo!!

13 junio 2008

9 MULTAS EN 8 MINUTOS... ¡RECORD MUNDIAL!!

Buenos dias, amiguitos.

No tengo más remedio que hacerme eco de esta noticia ocurrida en Barcelona capital. Y es que casi me da la risa. Un buen chiste si no fuera real. ¿Persecución a los conductores de quad y ATV? No. Eso no existe. Que va... Menos mal que fué en el centro de la ciudad, con un vehículo en regla que circulaba correctamente con toda la documentación al día y no en medio de la montaña, que si no, lo mismo le dá por descerrajarle 7 tiros...
Por suerte, el sancionador no representa para nada al colectivo de la Guardia Urbana (o Policía Local), cuerpo que tiene todo mi respeto por su duro trabajo, pocas veces reconocido y casi siempre denostado. Ratas hay en todas las profesiones.
Personalmente puedo presumir de ser amigo y compañero de rutas de algunos de los mejores, tios cojonudos, cachondos y bellísimas personas, con un difícil día a día. ¡Un saludo para ellos, que ya saben quien son!!!
Pasamos a la noticia:

"Un Urbano de Barcelona pone a un conductor nueve multas en ocho minutos"
FEDE CEDÓ. 12.06.2008
(Diario 20Minutos)

* Las sanciones van desde sentarse mal en un banco a ir sin seguro, pasando por conducción temeraria.
* El joven, que conducía un quad, pide que se destituya al agente de la Guardia Urbana por abuso de autoridad.

Un solo agente de la Guardia Urbana de Nou Barris ha batido el récord imponiendo nueve multas en ocho minutos a un mismo conductor, pero haciendo constar dos direcciones distintas.
El afectado ha recurrido al Servei Català de Trànsit, al RACC, al Síndic de Greuges y al final ha optado por hacer público su caso en 20 minutos.
Se le sancionó, entre otras cosas, por no tener permiso administrativo, ir sin seguro, no llevar casco y tirar un papel.

Juan L. R. C. no sale de su asombro ante el alud de multas recibidas de un mismo agente al que le discutió que su vehículo, un ATV Bombardier de 800 cc, con todos los documentos en regla, "no precisaba más permiso que el B1 de coche".
El agente, en lugar de inmovilizar el vehículo de cuatro ruedas, optó por denunciarle nueve veces "sin ningún resguardo".

Sin vínculos familiares

Según el conductor, que afirma no tener ningún vínculo con el agente, el 7 de noviembre de 2007 una patrulla le dio el alto "en la Meridiana" y, tras mostrar toda la documentación, se marchó "indignado", pero sin sanción. Cual sería su sorpresa cuando empezó a recibir multas.

-"Intenté demostrar al agente que erraba con la normativa de quads y se vengó con las multas."



La primera (el "brikindans") cita que a las 20.20 horas conducía sin permiso administrativo por la calle Río de Janeiro. La segunda (el "cruzaito") del mismo agente es a las 20.21 horas en Avenida Meridiana, 387, a una manzana de distancia, por no llevar el casco (lo que desmiente Juan) y por si no fuera suficiente, una tercera imputación (el "maiqueljacson") lo ubica, a la misma hora, en Río de Janeiro y lo acusa de ir sin seguro.
Un minuto más tarde, a las 20.22 h, la cuarta multa (el "robocop"), en Río de Janeiro, la justifica la falta de tarjeta de inspección técnica. A la misma hora, en la Meridiana, otra sanción del mismo agente, le acusa de conducción temeraria. (baila "chiquichiqui")


La sexta multa, a las 20.26 horas, le denuncia por tirar papeles al suelo. A las 20.27 h otra falta de la ordenanza le sanciona por tirar una colilla y todo culmina a las 20.28 h con una multa por uso incorrecto de bancos o asientos públicos "donde no los hay", asegura la víctima del supuesto "abuso de autoridad".

¡Maaaaaaaaaaaaambó!!!


Pues eso. Nada más que añadir. Solo una anecdota, aunque no para el tal Juan... Suerte "compi". Desde aquí nuestro apoyo. Aunque siempre hay que guardar un margen de duda, conciendo la rigurosidad del citado médio de comunicación, amarillista y un "pelín exagerao" casi siempre.

11 junio 2008

QUADORRA 2007 (Parte 3 de 3 ¡Por fin...!!)

DOBLE ETAPA – DIA 1

¡Diooooooos!!!!
¡Que nervioooooos!!!!!!

Los días previos, no podía ni dormir. Revisé 30 veces el GPS, consulté y comprobé el funcionamiento mil veces más... y siempre con el mismo resultado: todo OK. No podía dejarme nada. A ver, comprobemos el listado:

  • GPS, cargador y batería extra --- OK
  • Disfraz de romano, casco y guantes--- OK
  • Cámara de video, discos miniDVD y cargador --- OK
  • Cámara de fotos, baterías, cargador y memorias SD --- OK
  • Walkies y cargadores --- OK
  • Herramientas --- OK
  • Ropa de recambio --- OK
  • Teléfono móvil --- OK
  • Botiquín mínimo y medicación habitual --- OK
  • Papel para limpiarse el culo --- 2 rollos, por si acaso OK
  • Dinero --- lo justito. No hay más.
  • Documentaciones, carné conducir y otros papelajos --- OK

Algo me falta, y no sé que es, pero ya saldrá... ¡Ostias, poner gasolina!! Vale. Todo bien.

La presión de guiar un grupo por esas montañas sin perderlos, que los horarios saliesen aproximadamente bien y que todo fuera diversión y sin problemas serios, estaban dejándome exhausto.

¡Dios, que nervios!!! Un gato vivo en mi barriga...

Para más preocupaciones, venían tios a los que no conocía y que no sabía como responderían al sobreesfuerzo de una ruta tan larga, como el amigo “Farruquito”, compañero de Morte (policía local) y conductor de la grúa de Sant Andreu de la Barca (mejor de amigos que de enemigos, jejeje. ¡Un saludo compañeros!!) o José Luis, con su Suzuki King Quad 700 y sus "cincuentaymuchos" años, con gran experiencia en pilotaje de quads, y un espíritu joven y entusiasta que ya quisieran muchos chavales de 18 “tacos”.
Pero el que más me preocupaba era mi hermano Xavi, buen piloto de motos “gordas” aunque sin experiencia en el pilotaje de quads (apenas dos horitas de paseo en toda su vida) que llevaría mi Derbi DXR250. Había estado toda la semana con terribles dolores de cabeza (migrañas salvajes) y sufre en sus muñecas el síndrome del túnel carpiano, con dolores severos en caso de sobrecarga. No tenia claro que fuera capaz de llegar hasta el final... o de salir siquiera. Pero con más ilusión que un niño chico el día de los Reyes Magos.

También venia el "cuñao" de Morte, "POZI", gran tipo, muy valiente frente al dolor, aunque con poca experiencia en rutas largas.

No podia faltar mi GRRRRRRRAAAAN amigo Salva el "OSO", compañero en otras aventuras. Un niño grande que siempre se rie, dispuesto a ayudar y a llevarse lo que sea de donde sea con tal que sea gratis...

Y, como no, Jordi, amigo inseparable, imprescindible, el "rey meón". Compañero de mil salidas y rutas, que esta vez tendría que currar y liderar su grupillo. Pero estaba más que preparado.




PELÍCULA DE LA SALIDA

Decidimos partirnos en dos grupos de 4 quads, al ser 8 vehículos en total y tener que circular por pistas cercanas al parque natural del Cadí. La ley de montes en Cataluña es bastante clara en este aspecto.

Yo mismo tendría la responsabilidad de guiar al primer grupo pilotando el SUZUKI LTZ 400 del “niño” de Salva el “OSO”, que me dejaron para que mi hermano pudiese venir con mi DERBI.

El segundo grupo estaría a cargo de Jordi y su incansable DERBI DXR250, que también había realizado ya la ruta y la tenía montada en su GPS.

Al tener la experiencia previa de la salida MARATHON, palizón en un solo día de 400 y pico de kilómetros, el poder disponer de dos días para hacer aproximadamente el mismo recorrido, daba una tranquilidad extra, sobre todo para mí y para Jordi, responsables de guiar al resto del grupo.

La ruta no era ni muy dura ni muy peligrosa, pero si lo suficientemente larga para dejarte “pelin hecho polvo”.

La idea era que el primer grupo fuera abriendo pista y descansando cada 20 o 30 kilómetros (el cigarrito de los que fuman...), esperando al segundo grupo en puntos marcados previamente. El segundo grupo debía respetar una distancia de unos 5 minutos, aunque... muchas veces fue de bastante más tiempo (¡”cuuuuuñaooooo”, dale al mango y suelta el freno, que vamos cuesta arriba!!!)

La salida esta vez fue desde el mismo Camping Vall de Merles. Algunos llegamos el viernes por la noche, preparamos todo y madrugamos para salir sobre las 8 de la mañana. El resto, llegó el mismo sábado a las 7 de la mañana.

Pipis, cacas y nudos en el estomago por los nervios y salida a la hora estipulada. Perfecto.

Algún cabroncete insinuó que yo roncaba y que por eso no pudo dormir en la caravana... Estoy indignado.
Que lo sepa todo el mundo... !QUE YO NO RONCO!!! Apenas...

Primera parada: desayuno en el restaurante de la Bidente (la camarera de solo dos dientes)
Cargamos pilas con cafelitos, cruasanes, batidos de chocolate y paracetamol.

Del tirón, llegamos a Guardiola de Berguedá, no sin antes casi perder la maleta de “POZI”. Reapriete de tornillos y seguimos la marcha.

A un ritmo muy bueno, sin correr, reservando mecánica pero sin parar por incidentes, llegamos a Coll de Pal, donde encontramos algo de nieve, las primeras del año.

El horario se estaba cumpliendo a rajatabla.

Repostaje en Alp, y llegada a Martinet a comer, con casi media hora de adelanto sobre el horario previsto. Estaba saliendo todo a pedir de boca.

Peeeeero...

Problemazo en el restaurante al comprobar que, pese a haber reservado mesa con semanas de antelación y de haber llamado una hora antes para que fueran preparando nuestra mesa, tuvimos que esperar más de 3 horas!!! Todo a tope y no iban a perder la oportunidad de sacarse unas pelas extras...

La última vez que vamos a ese restaurante de mierda, aunque se coma bien y no demasiado caro por ser la zona que es, llena de “nenes pijos” con todoterrenos de lujo y ropa "sport" de marca, viviendo en casitas clónicas revestidas de piedra, imitación rural, carisisísimas, en pueblos y aldeas perdidas de la Cerdanya, la comarca prostituta de Catalunya, vendida al capital, alejada de su pasado de manera irremediable, convertida en una parodia pseudo-agricola-montañera de lo que era. ¡Resentido estoy, cojones!!

Ayyyy, quien tubiera pasta... Putos "pijos" de papas millonarios.

Por cierto, nos cruzamos con un grupillo de quads y alguna moto que iban a muerte, casi vacilando de quad potente, dando mala imagen, con más ruido que cabeza... que le vamos a hacer... por culpa de estos capullazos estamos todos como estamos...

Emprendemos la ruta de nuevo con las panzas llenas y con algún quadtrero del grupo un “pelo” cansado, con el horario destrozado por la espera del puto restaurante y con la tarde empezando a caer.

Sobre las 17 horas, llegamos a la frontera Hispano-Andorrana, con el sol pesado y con ganas de retirarse. Fotito de rigor.

Al entrar en pistas Andorranas, nos reagrupamos y realizamos ese tramo los ocho juntos , sin polvo y con unas vistas de postal. Impresionante pilotar admirando la puesta de sol en los Pirineos.

Disponíamos de menos de media hora antes de que se pusiera el sol. Teníamos que aligerar el paso lo suficiente para pisar asfalto con las últimas luces o la cargaríamos.

Peeeeero...

No había manera de que “POZI” apretara un poco, con lo que el ritmo seguía siendo, más que plácido, lento.

A medida que recorríamos los anchos caminos que nos llevaban a las pistas de esquí de fondo de la Rabassa, oíamos el ruido del grupito de quads, que se había separado, por encima nuestro... y por debajo también.
Perdidos.

A nuestro ritmo, sin ruidos, llegamos a la entrada de las pistas de esquí de fondo, cerradas por la instalación de una montaña rusa ¿?, obligándonos a improvisar a golpe de GPS (que útil herramienta).

Hasta allí llegaron algunos de los perdidos ruidosos y nos preguntaron sobre el camino a seguir. Les indicamos y los perdimos de vista entre rugidos y derrapes...

La entrada en Sant Julia de Loria (Andorra), triunfal, aunque con una caravana terrible de coches...

Ocho quads, llenitos de polvo y barro, uno detrás de otro, impresionan. Niños saludando, moteros saludando... reconfortante.

Mi primer fallo en la ruta. Confié en Morte, que me juró y perjuró que sabía donde estaba el hotel que el mismo se encargó de reservar y en el que yá había estado antes...

Los cojones...

3 horas perdidos en la noche Andorrana, con un frío que pelaba, perdimos a Jordi y a “Pozy” en uno de los cruces... y no llevaban ni teléfono móvil... ¡desastre!!

Preguntando y preguntando, conseguimos llegar al hotel y, milagrosamente, recuperar a los extraviados por el camino, con un cabreo monumental.

Por cierto, nos cruzamos de nuevo con los quadtrero "ruidosos y perdidos", que nuevamente buscaban su hotel, la mitad para arriba y la otra para abajo... pobrecicos. Vaya excursión de mierda se pegaron. Para matar al guia. Esos no repiten.

Una vez en el hotel, desde la recepción nos cedieron amablemente la última planta completa de su parking, que usaban como almacén, para aparcar los cacharros lejos de las miradas de curiosos. Gran detalle muy de agradecer.

Maricón el último para escoger habitación y pareja de sueños y una buena ducha de agua ¡NEGRA!!! en el mejor de los casos... Llevaban una semana de reparaciones en las tuberías y no habían tenido la precaución de abrir grifos para limpiar las cañerías... el primero que entraba era el que se llevaba la mierda...

Una vez aseados y mudados para la ocasión, habiendo dejado atrás el olor a “zorruno” que nos acompañaba, cenamos de puta madre en el bufete libre del hotel. Unas partiditas al billar, unos pelotazos y cafelitos y a sobar, que al día siguiente teníamos que volver a la montaña...


Continuará...? (solo si el tiempo lo permite... jejeje)