27 febrero 2009

COMO VIAJAR EN EL TIEMPO CON UN QUAD

Uno de los grandes sueños de la humanidad es poder regresar al pasado, para enmendar errores, conocer a personajes históricos, o para intentar cambiar el presente cambiando cositas del pasado. Quien no ha pasado un buen rato soñando que haría o que no haría si pudiese volver atrás en el tiempo.

Quién sabe si en un futuro serán posibles los viajes físicos en el tiempo, igual que ahora volamos a nuestro antojo (otro de los sueños de la humanidad realizado)
Ahora va el truco.
Si existe hoy en día alguna forma de viajar al pasado, es sin duda con la visión de viejas fotos y videos. Dejaros de ostias con volver al pasado usando física cuántica, agujeros de gusano y supercuerdas…. Eso está muy bien para que los físicos teóricos justifiquen un sueldo que extraen de fundaciones y estados.

Desde que Marty McFly regresó al futuro con el Delorean de "Doc", nadie ha conseguido volver a realizar tal hazaña. Porque aquello pasó de verdad en los ochenta… ¿o acaso lo dudáis?

Hacía ya bastante tiempo que quería compartir con el resto del mundo alguno de los videos que me curro después de una salida en quad. Algunos son memorables. Otros entrañables. Pero todos son inolvidables.
Son esos momentos, que ya no volverán a repetirse en las mismas circunstancias y que, gracias al video, podemos recuperarlos y vivirlos de nuevo.
Es más. Pasado cierto tiempo, lo único que se recuerda de aquellos días, es precisamente lo que quedó grabado en las cámaras y luego se ha podido visionar de nuevo.
Esa es la magia que tiene el video y la foto. Logran congelar un momento en el tiempo.
Es algo que siempre me ha fascinado. La única manera de revivir el pasado, de seguir existiendo aunque ya no existas, un momento en el tiempo.

Un solo problema grave. Para darlo a conocer al mundo, necesito algunas herramientas que nos ofrece la red de redes y algunos conocimientos que no tengo… En que servidor lo cuelgo, con que formato… Y cien dudas más. A trabajar.
Existen muchísimos servidores que permiten enviar videos y que más tarde pueden ser reproducidos por millones de usuarios. Pero me voy a centrar en dos de ellos. Probablemente los más usados en España.

En YouTube (o Google Video...) reducen la calidad de tal manera que prácticamente es imposible distinguir bien algo que no sean bultos moviéndose. Y si no, mirar el ejemplo.


Os aseguro que el video tenia una calidad escepcional antes de pasar por el remuestreo de Youtube.
Además, te limitan a 10 minutos. Y mis videos suelen durar bastante más y no me gusta nada tener que trocear una obra de arte (jejeje)
Por último, si sale música de MADONNA, por ejemplo, aunque la hayas comprado (tengo toda la discografía original de la reina del pop) te lo borran o bloquean…. POR EXPERIENCIA. Música comprada legalmente y me borran el video por infringir el "Copyrigth". Tocatelaspiiiiiiiiii.

En Megavideo, ocurre lo mismo con la calidad, aunque en menor medida. Al menos permiten videos de hasta 5 gigas (cuenta premium). Impresionante.
Aunque no es tan ágil en el visionado y a veces se para de forma molesta, por mucho ancho de banda que tengas. Es el menor de los males. Le das al “Play” y seguidamente al “Pause” y te vas al lavabo un rato mientras se carga. Luego lo disfrutas del tirón. Casi que iré por aquí.


En MegaUpload, hermano de Megavideo, se pueden enviar archivos gigantescos, incluso procesados por lotes. Lógicamente el video no se puede ver hasta descargarlo completamente, aunque la calidad es la que uno desee.
Aunque no es plan de hacer que la gente descargue un video de 700 megas.
Con 90-95 megas y en un formato nativo de Windows .wmv (lo siento “linuxeros”, pero algún códec encontrareis) no es una descarga pesada para 45 minutos de película en calidad media.

Así, he decidido hacer una doble apuesta. Y este es el resultado.
Para descargar el video y visionarlo con más de calidad, pulsar en el siguiente enlace y descargarlo:

Y Para verlo directamente, en baja calidad, pero con mucho cariño…

En unos días, os cuento mis trucos para realizar grabaciones en ruta, tanto estáticas como subjetivas.
Frases del día:

“Los cuarenta son la edad madura de la juventud;
los cincuenta la juventud de la edad madura.”

Víctor Hugo (1802-1885) Novelista francés.

“Los jóvenes de hoy en día son unos tiranos. Contradicen a sus padres, devoran su comida, y faltan al respeto a sus maestros.”
Sócrates (470 AC-399 AC) Filósofo griego de hace ¡2500 años!!!
…poco hemos cambiado.

18 febrero 2009

OTRO MÁS EN EL CLUB...

Este fin de semana, por fin, pude disfrutar de dos días de fiesta seguidos. El sábado y el domingo. Sin pensárnoslo demasiado, nos fuimos al camping, pasando de frio y mal tiempo.

Lo cierto es que creía que sería un fin de semana tranquilo, porque ni Jordi, ni los Juanes (Juanma, Joan y Quintana), ni Emilio subían. Y salir yo solo en quad es algo que me tengo prohibido por principios. Si me para la policía, al menos que seamos dos a quien sancionen. Llámalo compañerismo…

Así que me planteé un fin de semana mecánico, para repasar quads. Estaban muy sucios de las últimas salidas, ya que cada vez que en los últimos dos meses íbamos a lavarlos, las tuberías del agua estaban congeladas. Además, faltaba apretar algún que otro tornillo, re-tensar y lubricar cables, hinchar neumáticos y esas cosillas.

Nada más llegar, sorpresa. Mi cuñado Raúl y familia también pasarían el fin de semana en el camping. Han comprado la caravana a mis suegros y ahora ya somos vecinos oficiales (antes también venían muy a menudo, pero más de prestado)

Al verme lavar los quads, enseguida me echó una mano. Una vez limpitos y relucientes, mi sobrinillo Raúl y mi hijo Alex, estaban locos por hacer una excursión en quad. Así que bajo un cielo azul espectacular, los preparamos con ropa de abrigo y pusimos en marcha el Suzuki, el Derbi y el pequeño Dinly de 50cc.
Fue la primera toma de contacto real de mi cuñado con los quads, pues nunca antes había llevado uno, pese a que su idea es poder comprárselo en breve.

Así pues, nos pusimos en marcha por unos caminos súper-embarrados y llenitos de agua.
Atomarporculolalimpiezaexaustivadelosquads… y a disfrutar como cochinos en un charco.

Lo más destacable de la salida, un grupo de 5 pinos de más de 15 metros de altura que los últimos vientos habían derribado, apilados unos sobre otros, cortando el camino. La determinación de Raúl de quitarlos de en medio fue vital para no tener que dar la vuelta. Ahí descubrimos que la buena vida disminuye el fondo físico de forma espectacular. Más asfixiados que un atún en una pescadería, ganamos la batalla y liberamos el camino. Acabamos físicamente agotados pero victoriosos. Los enanos disfrutaron y a los mayores nos quedaron ganas de más quad... pero otro día.
Así que planificamos una salida de verdad para el domingo, aunque sin abusar de madrugón, que solo era una toma de contacto…

Pese a que amaneció un día tontorrón, hacia frio pero no era intenso, buena cantidad de niebla y algún rayo de sol que conseguía atravesar la bruma. El primer punto de parada, iba a ser la gasolinera de Prats del Lluçanes, pues los trastos andaban secos.

Al salir de repostar, decidimos no ir demasiado lejos, pues ya era bastante tarde, sobre las 10:40 A.M. y no era cuestión de tener bronca con las esposas (se llaman así porque te atan y aprietan y no es fácil deshacerte de ellas)
Así, monté una ruta de vistas increíbles pero más bien corta. Buenos caminos, sin trialeras ni vadeos, con alguna subidita espectacular y muchísimo barro.

Una delicia de paseo… para mí, que estoy acostumbrado y llevaba buena ropa técnica. Mi cuñado Raúl, con chándal, deportivas y un forro polar, estaba chorreando, muerto de frio y con los dolores y calambres que salen cuando usas músculos que no habías usado nunca antes de esa manera (todos hemos pasado por eso en los primeros días de quad), pero contento.

La verdad es que me sorprendió gratamente. Para ser su primera vez, aguantó perfectamente y consiguió seguir un ritmo bastante bueno. Sobre las 12 del mediodía, paramos a almorzar, aunque vista la hora, tomamos un aperitivo (un par de coca colas y unas patatas fritas) en un lugar de lo más agrícola, con sus pavos reales y sus gallinas por medio de la carretera desierta.

Por supuesto, faltaba el bautismo de quad. En el charco más grande que encontré, le pedí que se esperara, que iba a hacerle unas fotos con el móvil. No sé que tienen los charcos y los quads, que siempre que voy a fotografiar o filmar a alguien atravesando uno, lo suele hacer gas a fondo, con lo que la foto sale espectacular, pero el individuo queda chorreando de punta a rabo. Y esta no fue una excepción.

Es más, al no llevar cámara decente, las fotos las hice con el móvil, y le pedí si podía volver a pasar para grabarlo en video. Y como ya andaba chorreando, aceptó de buen grado… ”Cuñao” ¡bautizado quedas!


La vuelta al camping, fue a buen ritmo, sin incidencias, a parte de un buen salto que dimos los dos (¡ya se atrevía con saltos!) y que él no pudo recepcionar bien al no esperárselo y una colada en un desvío por ir demasiado alegres.

Una vez allí, otro palizón limpiando de nuevo los quads llenitos de barro, “dejavú” del día anterior.
Buen fin de semana, más movido de lo que esperaba, pero… ¡joder, como lo necesitaba!

Frases del día:

“Todos somos aficionados. La vida es tan corta que no da para más.”
-Charles Chaplin (1889-1977)-

“Las tías ven las películas porno hasta el final,
solo para ver si los protagonistas se casan…
A los tíos, con ver un minuto y pico nos sobra”

–Conversación real escuchada en un bar-